Los bomberos de Grecia combatían este sábado más de 50 incendios forestales que se avivaron por los fuertes vientos, lo que provocó la evacuación de un pueblo costero, informaron autoridades locales.

"Hoy se han declarado 51 incendios", dijo el viceministro de Protección Civil, Nikos Hardalias, durante una rueda de prensa.

Un pueblo de la isla de Evia, localizada en la península del Ática -donde se encuentra Atenas-, fue evacuado tras declararse un gran incendio en un bosque, informó la agencia de noticias AFP.

En tanto, unas 500 personas, en su mayoría veraneantes, escaparon del pueblo de Niborio, antes de que se diera la orden oficial de evacuación.

"El fuego, con la ayuda del viento, se desplazó hacia el sur, por lo que el oficial del Cuerpo de Bomberos a cargo pidió la evacuación preventiva de los habitantes de Niborio. Las llamas continúan, pero por el momento no hay casas ni infraestructuras amenazadas", precisó Hardalias.

Más de 60 bomberos y 23 camiones de bomberos luchan contra las llamas, así como seis helicópteros y siete aviones.

Cuatro incendios, todos ellos en zonas de hierba seca, ardían también simultáneamente hoy en distintas localidades del oeste del Ática, Elefsina y Aspropyrgos, mientras que un incendio forestal en Varnavas, en el noreste del Ática, también hacía estragos pero sin amenazar las viviendas.

Por la tarde, los bomberos lograron controlar un incendio que se declaró en las afueras de la ciudad portal de Volos, en Tesalia, que afectó mortalmente parte del ganado, según fuentes del lugar.

Grecia se enfrenta cada verano a los incendios forestales, avivados por el tiempo seco, los fuertes vientos y las temperaturas que a menudo superan ampliamente los 30 grados centígrados. (Télam)