La ministra de Salud de Neuquén, Andrea Peve, firmó un convenio que les permitirá a los bancos de leche humana de las provincias de Córdoba y Corrientes y de la localidad bonaerense de Berazategui, utilizar el software de alto nivel y seguridad informática del Banco de Leche Humana (BLH) de la provincia patagónica.

El sistema fue creado por la Oficina de Gestión Pública, a través de la Oficina Provincial de Tecnologías de la Información y la Comunicación (Optic), dependiente del Ministerio de Gobierno y Educación de Neuquén.

La firma del convenio contó con la presencia del coordinador de la Red de Leche Humana de Neuquén, Martín Sapag; la jefa de servicio del BLH, Alejandra Buiarevich; el coordinador de la Optic, Mariano Paniccia, y referentes de los bancos de leche humana de Corrientes, Córdoba y Berazategui.

Peve aseguró que "es un orgullo que el Banco de Leche Humana de Neuquén sea referencia en el país, al igual que los valores de solidaridad y generosidad que caracterizan a Martín Sapag, a Alejandra Buiarevich, y el talento humano que conforma el Banco".

"La promoción de la lactancia y la donación de leche humana es prioridad en nuestra provincia, por lo que seguimos sumando diversas acciones en pos de una mejor calidad de vida y desarrollo para nuestros niños y niñas", destacó la Ministra.

A través del convenio marco de colaboración y asistencia técnica, las partes involucradas acuerdan la prestación del servicio denominado "Hosting SAAS", que consiste en la provisión del uso del software del sistema informático de gestión de leche humana del BLH, una aplicación web sobre el canal del servicio de nube privada del Gobierno de Neuquén.

Desde el Ministerio de Salud provincial informaron que la finalidad del sistema es lograr la trazabilidad de la leche humana donada, desde la persona que dona hasta el bebé que la recibe.

El BLH es el encargado de recibir leche humana cruda de toda la provincia, pasteurizarla y hacer su distribución a los servicios hospitalarios que la necesiten.

A partir de este sistema, se identifica cada frasco con un rótulo que indica las características del alimento, como la información nutricional, calorías, acidez y características de la persona donante, y todo queda registrado en un código QR.

Además, permite visualizar indicadores de leche humana cruda donada, leche humana descartada, leche humana pasteurizada entregada en las terapias neonatales de la provincia, como así también los nodos que intervienen en cada procedimiento, para generar análisis y proyecciones a futuro, precisaron desde la cartera de Salud neuquina.

(Télam)