El Senado avanzó hoy en el tratamiento de proyectos de ley que crean un régimen de protección integral de niños con cáncer y de cobertura integral de pacientes con HIV y enfermedades asociadas, en un plenario de comisiones en el que se emitió dictamen favorable.

Las iniciativas cuentan con media sanción de la Cámara baja y serán tratados próximamente en el recinto.

El proyecto de ley en revisión que crea el Régimen de Protección Integral del Niño, Niña y Adolescentes con cáncer obtuvo este mediodía dictamen favorable en una reunión conjunta de las comisiones de Salud, Población y Presupuesto y Hacienda, presidida por el senador por Tucumán Pablo Yedlin.

Yedlin resaltó que "hay algunos tratamientos para el cáncer infantil que tienen domicilio en la Ciudad de Buenos Aires y entonces deben trasladarse a los chicos y los chicos deben estar con sus familias".

"Los padres muchas veces necesitan licencias prolongadas laborales, requieren alguna ayuda para poder sostenerse en ese momento en que no pueden trabajar y todas estas cosas están previstas en el proyecto: es un proyecto integral", añadió.

Al concluir la reunión conjunta, se trató un proyecto de ley de respuesta integral al VIH, hepatitis virales, otras infecciones de transmisión sexual -ITS- y tuberculosis -TBC-, que también cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados.

"Es una ley que tiene que ver con varias enfermedades, en realidad actualiza la vieja ley de VIH", señaló el senador Yedlin, presidente de la comisión de Salud, y especificó que "la diferencia es que esta ley además de VIH toca otras enfermedades que también son de transmisión sexual".

"También la tuberculosis, que es una enfermedad que convive con las formas graves de VIH; las hepatitis virales, que forman parte de este grupo de enfermedades que están asociadas", continuó.

Estas afecciones, agregó, "tienen un alto costo en sus medicamentos y esta ley las amplía para garantizarles el diagnóstico temprano el tratamiento y el acompañamiento a estos grupos de pacientes".

Además, apuntó que "es una ley que permite que un paciente que convive con VIH con más de 10 años de enfermedad, ya con 20 años de aportes al sistema jubilatorio, pueda tener un régimen de excepción y poder jubilarse 10 años antes de aporte".

"Igualmente genera una posibilidad de un acompañamiento a aquellos pacientes que conviven con la enfermedad y están en situaciones de mucha vulnerabilidad social", indicó.

Yedlin sostuvo que se trata de "una ley que aporta, crea una Comisión Nacional de seguimiento para el tratamiento, un grupo en el Inadi contra la discriminación de estos pacientes, y prohíbe los testeos pre laborales para que nadie sea discriminado si tiene VIH", concluyó.  (Télam)