Cerca de 1.000 trabajadores y pobladores de zonas rurales del sur de Jujuy recibieron atención integral en salud y se vacunaron contra el coronavirus durante los primeros seis días de un operativo especialmente diagramado para reducir el impacto de la pandemia en el sector, se informó hoy oficialmente.

Las tareas están a cargo de personal del Ministerio de Salud local en coordinación con el Registro Nacional de Trabajadores Rurales (Renatre), la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre), la Obra Social del Personal Rural y Estibador (Osprera), entidades productivas y propietarios de establecimientos agropecuarios.

De acuerdo con lo informado en los primeros seis días del operativo, iniciado el pasado 24 de agosto en la localidad de Monterrico, que se ubica a unos 40 kilómetros al sur de la ciudad capital, se alcanzó el abordaje de trabajadores y pobladores de 110 predios, sumando la atención a un total de 952 personas.

Entre los controles que se ofrecen, se detalló la realización de 161 consultas ginecológicas, 75 ecografías ginecológicas y 71 mamografías, además de 99 consultas a médico clínico, 22 en endocrinología, 9 en podología, 327 en oftalmología y 75 en odontología.

Además se aplicaron 367 vacunas contra el coronavirus y 22 correspondientes a calendario nacional. El operativo también se efectuaron 13 test de antígenos con un resultado positivo para Covid-19 y se realizaron 173 test de VIH.

El objetivo de las autoridades sanitarias es alcanzar a unos 9.300 trabajadores rurales y sus familias en todo el sur provincial, y para ellos las tareas continuarán esta semana en nuevos puntos de la región, sumándose además un vacunatorio móvil y talleres de educación sexual.

Mediante el operativo se busca reducir significativamente el impacto de la pandemia en las comunidades rurales donde se llevan a cabo actividades esenciales para la economía provincial, habiéndose programado tareas en una primera etapa en la región de los Valles, que luego se extenderán al resto de la provincia. (Télam)