Las empresas constructoras interesadas en la licitación que el Gobierno de Mendoza puso en marcha a principios de noviembre para el proyecto que busca refuncionalizar y poner en valor de la zona de Puente del Inca, en la alta montaña mendocina, realizaron la primera visita técnica obligatoria, informaron este fin de semana fuentes oficiales.

El fin es que las firmas reconozcan, in situ, el terreno donde se emplazarán las obras para, luego, evaluar si se presentan como oferentes, destacaron desde el Gobierno mendocino.

"Hemos tenido una jornada intensa de trabajo, y estamos muy contentos porque recibimos la visita de ocho empresas interesadas en la construcción de este proyecto tan importante para la provincia como es la renovación integral de la villa Puente del Inca", indicó el subsecretario de Obras Públicas, Jorge Simoni que viajó a la zona junto a un equipo técnico de profesionales de la Dirección de Arquitectura, Inspecciones y el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV).

Además acompañado por la ministra de Turismo y Cultura, Nora Vicario y el director de Patrimonio de la Provincia, Horacio Chiavazza, Simoni se reunió con miembros de la Unidad de Gestión Local Qhapaq Ñan a quienes se les presentó el proyecto de Desarrollo Integral de Villas de Alta Montaña (DIVAM) que no sólo pretende mejorar la infraestructura del Corredor Andino sobre la RN7, sino que también busca preservar la cultura e identidad de los pueblos originarios, se informó.

El Puente del Inca es un monumento natural que se encuentra sobre el río Cuevas, y en cercanías al ingreso al Parque Aconcagua y la villa en la que se sitúa lleva el mismo nombre.

Forma parte del sistema vial andino Qhapaq Ñan -declarado en 2014 como Patrimonio Mundial por la UNESCO- que se extendió por seis países latinoamericanos y siete provincias argentinas, entre ellas Mendoza. (Télam)