El Senado aprobó hoy en comisión un proyecto de ley que modifica la norma sobre parto respetado y dispone incluir a los protocolos de atención las muertes gestacionales y perinatales.

El texto del senador Antonio Rodas (Frente de Todos-Chaco) incorpora a la ley nacional 25.929 un artículo que sostiene que los progenitores de la persona fallecida intrauterinamente tienen derecho, tras comunicar el deceso, a recibir trato y contención adecuados con comprensión del posible impacto de la noticia, sin importar el tiempo de gestación o peso del bebé.

También tendrán derecho a recibir información clara y sencilla sobre las diferentes opciones para realizar el proceso de duelo gestacional, ya sea despidiéndose en una sala adecuada o realizando algún ritual conforme sus necesidades afectivas y espirituales.

Además se les deberá brindar contención psicológica dentro del centro de salud o vía derivación, u otras que resultaren pertinentes.

En casos de embarazos con pronóstico no compatible con la vida se sugiere poder elaborar un plan de parto o seguir todos los procedimientos que se harían en un parto con un bebé que nace sano, para poder sacar provecho al tiempo que el o la bebé esté con vida, así sean minutos, añade el texto.

Se establece en el proyecto de ley que podrán además recibir acompañamiento en todo el proceso de un profesional de salud que sea idóneo para la contención y el tratamiento de estos casos.

La norma determina que durante el parto y el nacimiento los profesionales intervinientes estarán obligados a proceder con respeto y naturalidad permitiendo ver al bebé fallecido intrauterinamente, salvo que se exprese su voluntad en contrario.

Los padres tendrán derecho a tener contacto físico con el bebé fallecido intrauterinamente cuando sea viable técnicamente, para lo cual los profesionales involucrados deben poseer las herramientas de intervención necesaria y adecuada a la situación.

El proyecto fue aprobado por unanimidad este mediodía en la comisión de Salud de la Cámara alta y quedó con condiciones de recibir media sanción en una próxima sesión, para luego ser girado a la Cámara de Diputados. (Télam)