Con el título 'El lenguaje se construye colectivamente, no se prohíbe unilateralmente', académicas que redactaron manuales de lenguaje inclusivo a pedido del Ministerio de Educación de la ciudad de Buenos Aires, criticaron la decisión del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta de prohibir el uso de la 'e', 'x' o '@' en escuelas porteñas.

Diana Maffía, Patricia Gómez, Celeste Moretti, Romina Zonzini y María Paula García conformaron el equipo de redacción de los Manuales de Lenguaje Inclusivo para Educación Inicial, Primaria y Secundaria.

A través de un comunicado, las profesionales contaron que en 2019 las convocó el Ministerio de Educación porteño a cargo de Soledad Acuña "para elaborar un conjunto de materiales sobre lenguaje inclusivo para ser utilizado por el conjunto de la comunidad educativa: estudiantes, docentes y familias".

Estos manuales "requirieron trabajo de especialistas en educación, comunicación y específicamente en lenguaje inclusivo no sólo en relación a la diversidad sexual", explicaron.

Y aclararon que "fueron redactados por fuera de la resolución del día de ayer de la que no teníamos ningún conocimiento".

El Gobierno porteño anunció anoche la prohibición en las escuelas de utilizar documentos oficiales y contenidos curriculares escritos con lenguaje inclusivo bajo el argumento de que las últimas evaluaciones de Lengua reflejaron un retroceso en el aprendizaje durante la pandemia.

"A partir de ahora, los docentes tienen que respetar las reglas del idioma español, tanto cuando están frente al aula como cuando se dirigen en comunicaciones a los chicos y a sus familiares", sentenció esta mañana Rodríguez Larreta en conferencia de prensa.

Los fundamentos de la resolución "son un retroceso en cuanto al alcance de los

manuales. Y las afirmaciones prohibicionistas señalan una postura y una decisión

política que va a contramano del espíritu del trabajo que hemos realizado", afirmaron las especialistas.

Destacaron que para que la igualdad y la no discriminación "sean uno de los principios rectores en la escuela y en la vida social es necesario nombrar porque lo que no se nombra no existe".

En la resolución del Gobierno porteño se prohíbe el uso de la 'e' que "es sólo una de las formas de lenguaje inclusivo como alternativa para una mayor visibilización de los sujetos de derecho, en particular para los sujetos con identidades no binarias", detallaron las profesionales.

"Es un recurso más que, junto con otros, se encuentran en debate como los signos gráficos como el asterisco (*), las letras (x / e ) o signos no lingüísticos (@) que quiebran la dicotomía entre femenino y masculino porque hay algo más que sólo mujeres y hombres en las sociedades", señalaron.

"No se trata de una moda sino de una de las formas de reclamar por la igualdad", enfatizaron las académicas. (Télam)