El número de víctimas fatales debido a las fuertes lluvias e inundaciones ascendió a 25 en el estado de Minas Gerais, ubicado en el sudeste de Brasil, donde además 30.500 personas se vieron obligadas a abandonar sus viviendas, informó la agencia ANSA.

El último fallecido se registró hoy en la ciudad de Claro do Poções, ubicado en el norte del estado, cuando un hombre murió al ser arrastrado por las aguas cuando intentaba cruzar un puente a caballo.

En la ciudad de Ouro Preto, famosa por su patrimonio histórico, un derrumbe de tierra y barro provocado por el agua destruyó una casa en el Morro da Forza sin provocar víctimas fatales, informó Defensa Civil.

Otra de las ciudades afectadas es Brumadinho con 1.500 desplazados.

De acuerdo con el último informe de Defensa Civil, este jueves Minas Geraís tenía 374 ciudades en estado de emergencia y 30.500 desplazados, mientras ayer se contabilizaron 341 ciudades en emergencia y 29.000 personas desalojadas. (Télam)