El nuevo ministro de Educación y Derechos Humanos de Río Negro, Pablo Núñez, asumió hoy en remplazo de Mercedes Jara Tracchia, quien, según dijo la gobernadora Arabela Carreras, "cumplió un ciclo" en su función.

Según se informó, entre 2012 y 2019 Núñez ocupó las direcciones de Infraestructura, la Dirección de Educación Técnica, Formación Profesional y de Jóvenes y Adultos, la Secretaría General del Consejo Provincial de Educación y finalmente la Vocalía Gubernamental de dicho Consejo.

"Es un hombre del espacio político de Juntos Somos Río Negro (JSRN), con amplia experiencia en Educación", agregó la mandataria rionegrina.

El nuevo ministro rionegrino dijo esta mañana en conferencia de prensa que "son muchas las expectativas, es un desafío muy grande, se requiere de un trabajo articulado de mucho consenso con todos los actores de la comunidad educativa como el personal docente, no docente, las familias, estudiantes, municipios y comisiones de fomento".

Explicó que una de las prioridades será la infraestructura escolar, y que la relación con el gremio docente rionegrino Unter, será de diálogo permanente sin desconocer los posicionamientos y objetivos que, "a veces se comparten y otras no", aclaró.

En ese sentido, afirmó que ya mantuvo "reuniones informales" y que establecerán "una agenda de trabajo continua que, entre otras cuestiones, tiene que ver con asambleas, acceso a viviendas, reformulaciones en los diseños curriculares".

Nuñez destacó la gestión de la exministra Jara Tracchia, que "hizo un trabajo excepcional" en el marco de la pandemia.

Finalmente, anunció que, en breve, se darán a conocer los resultados de los operativos que se están realizando en el marco de la recuperación de la calidad educativa.

"A partir de ahí se verá una batería de medida que vamos a estar anunciando para cada uno de los niveles de la obligatoriedad del sistema", concluyó. (Télam)