Parece un guion de película, pero no lo es: Michael Packard contó cómo sobrevivió tras haber sido tragado por una ballena mientras trabajaba en el mar. A pesar de sus 30 años de experiencia en el tema, Packard aún se asombra de las aventuras que su labor le depara.

Mientras se encontraba buceando, buscando langostinos en las costas de Provincetown, en Massachusetts, Packard fue tragado en pocos minutos por una ballena. “Estaba en mi tercera inmersión en busca de langostas, nadando como lo hice durante 30 años, y de pronto, me atropelló un tren de carga de la nada, y todo se oscureció”, contó el pescador.

Tras el episodio., debió recibir asistencia médica.

“Tardé unos cinco segundos en darme cuenta de que estaba en la boca de una ballena. Entonces me dije: ‘Dios mío, estoy en la boca de una ballena y ella está intentando tragarme. Eso es, me voy a morir'”, dijo Packard sobre el asombroso hecho.

Packard logró sobrevivir tras ser tragado por una ballena.

“Estaba convencido de que era hombre muerto. Solo podía pensar en mis hijos, en mi encantadora esposa, y en mi madre”, afirmó el hombre. Luego, aún sin saber por qué, el animal tuvo una rara reacción que ayudó a salvar su vida.

“Comenzó a sacudir la cabeza. Me lanzó al aire y caí al agua. Estaba libre y me quedé flotando allí”, relató el cazador de langostinos, acerca de cómo logró poner su vida a salvo.

”Bucear es mi vida. La pesca es mi vida. Ya estoy bastante bien de la rodilla, así que pienso meterme al agua otra vez"

Tras unos días internado por lesiones que le causó este episodio, Packard volvió a bucear en búsqueda de langostinos. ”Bucear es mi vida. La pesca es mi vida. No pesqué en las últimas semanas y me estoy por volver loco. Ya estoy bastante bien de la rodilla, así que pienso meterme al agua otra vez", sentenció