Varias familias del oeste entrerriano debieron ser asistidas por el violento temporal que cayó anoche y continuó hoy al generarse anegamiento de viviendas, calles cortadas por el agua, accidentes de tránsito y rotura y voladura de techos por el viento y granizo, informó el Gobierno provincial.

En Paraná, unas 50 familias fueron asistidas, principalmente en barrios alejados como Bajada Grande, Toma Nueva, Capibá, San Agustín, Giachino y El Radar, entre otros, en donde cayeron más de 50 milímetros de agua.

Además hubo caída de postes y árboles, mientras que la anegación de viviendas generó la asistencia de los vecinos con colchones, frazadas y alimentos.

En la localidad de Crespo la tormenta comenzó anoche cerca de las 23 y provocó numerosos inconvenientes en viviendas de toda la ciudad, donde trabajaron Bomberos Voluntarios, principalmente en el barrio San Miguel.

En tanto, cerca de las 15 de hoy se registró un accidente de tránsito en el kilómetro 158 de la ruta nacional 14, donde una familia oriunda de Zárate, provincia de Buenos Aires se trasladaba en un vehículo Chevrolet Cruze de sur a norte, perdió el control del rodado y despistó.

Un hombre de 49 años, una mujer 43 años y sus dos hijos menores de edad, sufrieron diversas lesiones y fueron trasladados al Hospital San Benjamín de Colón, donde permanecen sin riesgo de vida.

También en esa autovía nacional, pero en el kilómetro 161, una mujer uruguaya de 49 años perdió el control de su automóvil e impactó contra el guardarraíl, pero no sufrió heridas.

El Ministerio de Desarrollo Social coordinó ayuda con el Municipio de Bovril para enviar elementos básicos y así atender la demanda de las familias afectadas por las inclemencias climáticas.

Mientras tanto, diferentes actores gubernamentales monitorean la situación en el resto de la provincia ante la continuidad de lluvias y tormentas.

La Dirección Provincial de Vialidad (DPV) recomendó transitar con precaución, principalmente en caminos de broza y ripio, ya que "están muy pesados", al igual que los terciarios de tierra, que la mayoría quedaron "intransitables".

Tras las lluvias, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) señaló que el fin de semana tendrá buen tiempo para la mayoría de Entre Ríos, con días soleadas y temperaturas entre los 9 y 25 grados, hasta el lunes próximo por la madrugada cuando se prevén nuevas precipitaciones. (Télam)