El Gobierno de Santa Fe detectó hoy 1.400 “puntos de calor” en la zona de islas del Delta del río Paraná, donde volvieron a registrarse incendios, una cifra que cuadriplica los existentes a fin de diciembre, informó el Ministerio de Ambiente y Cambio Climático.

La titular de esa cartera, Erika Gonnet, informó hoy que se reportaron a través de un mapeo satelital 1.400 “puntos de calor”, que son zonas de riesgo en la que por las condiciones ambientales pueden producirse incendios.

“Lo que está sucediendo en la provincia no escapa a lo que pasa en el país, esto tiene que ver con el cambio climático y la crisis climática que nos toca atravesar”, remarcó la funcionaria en declaraciones distribuidas por la Gobernación santafesina.

Gonnet afirmó que “atravesamos una situación extrema” en cuanto a los focos de incendio en la zona de islas del Delta del Paraná, agravada por la escasez de lluvias y la bajante histórica que registra el río.

La ministra santafesina de Ambiente y Cambio Climático explicó que a fines de diciembre el mapeo satelital arrojó 415 “puntos de calor” en toda la provincia.

A principios de esta semana alcanzó a 795 y hoy el número se duplicó, al llegar a 1.400.

Click to enlarge
A fallback.

“Esto indica la gravedad y la situación extrema que estamos atravesando”, dijo la ministra, para agregar que “tenemos focos de incendios muy preocupantes en el área metropolitana en los que venimos trabajando desde la última semana de diciembre”.

La funcionaria señaló que desde entonces hay una base de operaciones en la localidad santafesina de Alvear, que comparte con brigadistas de la provincia de Entre Ríos en la tarea de control del fuego.

“Tenemos que hacer hincapié en el trabajo interministerial que está haciendo la provincia. Este último año incorporamos 30 nuevos brigadistas que articulan con bomberos, hace 7 meses sumamos un monitoreo por parte del Ministerio de Seguridad e incorporamos un helicóptero”, enumeró Gonnet.

Por último, explicó que el uso de medios aéreos para apagar los focos de incendios implica una inversión para Santa Fe de 1,3 millón de pesos por seis horas diarias y destacó el “trabajo articulado entre las provincias y Nación”. (Télam)