La Policía Federal Argentina (PFA) ascendió a 18 mujeres a oficiales superiores, un hecho que "hay que interpretarlo por la importancia simbólica que tiene" ya que la incorporación de políticas de género "empiezan a impactar de modo institucional en la estructura piramidal de la Fuerza", indicaron hoy desde la Dirección Nacional de Políticas de Género del Ministerio de Seguridad.

Del total de 18 mujeres de las ascendidas, 16 de ellas asumieron en el escalafón como comisarias inspectoras, primer grado de oficiales superiores, y dos como comisarias mayores, segundo grado de oficial superiores, indicó la PFA a través de un comunicado.

Por este motivo, desde la Dirección Nacional de Políticas de Género del Ministerio de Seguridad, señalaron a Télam que estos ascensos de mujeres en la PFA "hay que interpretarlos y hay que leerlos, más allá de la importancia cuantitativa, por la importancia simbólica que tienen".

"Son mujeres que empiezan a ascender en la estructura piramidal de las Fuerzas de Seguridad como resultado de decisiones que se tomaron ya hace tiempo con la debida perspectiva de género y que empiezan a impactar de modo institucional", indicó la Dirección.

En ese sentido, si bien remarcaron que todavía "falta mucho camino por recorrer porque son instituciones sobregenerizadas masculinas", la presencia de estas mujeres en la oficialidad superior "marca una transformación, el resultado de una política de Estado que se sostiene y que implica muchas dimensiones diferentes".

Una de esas dimensiones tiene que ver con "ir generando las posibilidades, a través de una normativa adecuada, de ascenso en igualdad de condiciones", que fue modificada "hace algunos años y empieza a reflejarse en estos ascensos".

Otro aspecto relevante que destacaron es el hecho de que "cada vez que una mujer asciende a un cargo de oficialidad superior está diciendo a todas las otras mujeres de la institución que algo ha cambiado y que esos lugares también son para ellas".

Por su parte, Patricio O'Donell, secretario general de la PFA, señaló a Télam que "es un hecho histórico, nunca ascendieron tantas mujeres juntas", y aclaró que "para ascender a general hay que cumplir un tiempo mínimo".

"Los mejores promedios siempre ascienden primero, además hay que hacer distintos cursos, la parte de tiro práctico y el examen médico general. En los últimos tres grados, que son de oficial superior, comisario inspector y comisario general, se asciende por selección", explicó O'Donell.

Entre ellas las mujeres ascendidas, se encuentra una de las oficiales de la División Unidad Operativa Federal de la PFA, a quien "la nombraron en la oficina anticorrupción en jefatura, que va a estar a cargo de departamentos".

A su vez, estos nombramientos "atienden a que las mujeres fueron incorporadas junto a nosotros, hace años que tienen aulas mixtas, dan instrucción juntos, cuando yo estaba era pecado, era otra mentalidad, no nos dejaban ni hablar con las mujeres. Hay un cambio de mentalidad y la sociedad en general ha cambiado", señaló el secretario.

Entre las ascendidas a comisarias inspectoras, se encuentra Parrella, Sandra Noemí; Núñez, Paula Andrea; Vignola, Viviana Andrea; Malaga, Fernanda Andrea; Serena, Myrian Claudia; Burgos, Mónica Alejandra; Pérez, Nancy Myriam y Orellana, Patricia Liliana.

Integran también la lista More, Liliana Andrea; Carracedo, Mónica Fabiana; Wilson, Anabella; Lingeri, Claudia Karina; Moreno, Sandra Elizabeth; Romero, Roxana Raquel; Villegas, Susana Beatriz y López, Silvina.

Por último, las ascendidas a comisarias mayores son Sandra Judith Carral Leiva y Patricia Mónica Calisano. (Télam)