El embajador argentino ante Estados Unidos, Jorge Argüello, recibió hoy al equipo de la Facultad de Derecho de la UBA que logró el primer puesto en la 27ma. edición del Concurso Interamericano de Derechos Humanos, y destacó que "es un orgullo que hayan obtenido este reconocimiento porque contribuye a la divulgación de valores con los que la Argentina está profundamente comprometida".

Voceros de la UBA precisaron que este reconocimiento no se obtenía desde los años 90 y destacaron que la competencia reunió participantes de Argentina, Bélgica, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Francia, Guatemala, Honduras, México, Paraguay, Perú, República Dominicana, Singapur y Venezuela.

El certamen, que contó con el apoyo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, tuvo como objetivo "la capacitación de futuros/as abogados/as en la promoción y protección de los Derechos Humanos en el Sistema Interamericano", señalaron.

Este año, el caso hipotético de trabajo fue "Cambio climático y derechos humanos: impactos, responsabilidades y oportunidades".

El equipo de estudiantes estuvo integrado por Ezequiel Curcio y Nicole Levy y el tutor académico Francisco Balbín, quienes desarrollaron argumentos jurídicos sustentando la posición de las víctimas de violaciones de derechos humanos en temáticas como medio ambiente, derecho a la salud y pueblos indígenas.

"Para nosotros es un orgullo que la UBA haya obtenido este reconocimiento entre 37 universidades de 17 países; en buena medida ustedes también son embajadores de la Argentina que vienen a Estados Unidos a representar no solo a una universidad tan importante sino a todo el país", sostuvo Argüello en la sede de la embajada, en Washington.

Y agregó: "Sabemos del esfuerzo y la preparación que hay detrás de este reconocimiento y les agradecemos porque contribuye a la divulgación de valores con los que la Argentina está profundamente comprometida".

Los estudiantes comentaron el largo proceso de investigación que implicó el caso jurídico hipotético sobre el que trabajaron.

"Toda la preparación concluyó en una demanda contra dos estados ficticios ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre cambio climático y derechos humanos", sostuvo Nicole Levy, quien detalló que "nuestro trabajo representaba los intereses de poblaciones afectadas, en particular pueblos originarios y niños".

Ezequiel Curzio aseveró que "la preparación fue un verdadero desafío porque había escasa jurisprudencia y tuvimos que realizar un proceso de comparación de otros sistemas de Derechos Humanos".

Como reconocimiento a su trabajo, Curzio y Levy realizarán una práctica laboral en la Corte Interamericana de Derechos Humanos con sede en San José de Costa Rica.

Organizado por la Academia de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario de American University, Washington College of Law, el concurso cuenta con el apoyo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, con miras a la formación de futuros/as abogados/as en la promoción y protección de los Derechos Humanos en el Sistema Interamericano. (Télam)