La organización AHF Argentina presentó un estudio para implementar estrategias que permitan acercar el test de VIH a la población trans que ejerce el trabajo sexual, en el marco de la Conferencia Internacional del Sida que se está desarrollando en Montreal, Canadá,

En Argentina, las personas trans están desprotegidas y son estigmatizadas, en muchos casos desplazadas de sus familias, sus entornos y del mercado laboral y formal, y quienes recurren al trabajo sexual como salida laboral tienen escasa información sobre las formas de cuidado personal y prevención de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), detalló hoy AHF Argentina en un comunicado de prensa.

Durante los primeros meses del estudio se observó que estos grupos preguntaban sobre la posibilidad para hacerse la prueba de sífilis, pero no aceptaban la prueba de VIH: solo el 10% de las personas a las que se les ofreció la prueba de VIH, accedió.

Así, se decidió ofrecer de manera combinada las pruebas de sífilis y de VIH, lo que aumentó un 80% la aceptación a realizarse el test de VIH.

Como resultado, la prevalencia de sífilis fue de 22% y de VIH de 14%.

Otro dato que remarcó el trabajo es que la mayoría de las mujeres trans que obtuvieron un resultado reactivo para VIH ya conocían su diagnóstico.

Sin embargo, muchas de ellas no estaban en tratamiento, y, a partir de esta experiencia, el 95% de ellas se vinculó al sistema de salud pública para iniciar el tratamiento.

"Hoy en día una persona que vive con VIH puede llevar una vida totalmente normal. Con la medicación adecuada se logra una carga viral indetectable, lo que conlleva a no transmitir el VIH y ahora conocemos como I=I (Indetectable=Intransmisible)", expresó el director científico para Latinoamérica y el Caribe de AHF Argentina, Miguel Pedrola.

A partir del trabajo realizado, se destacó la importancia de las pruebas combinadas de VIH y sífilis, y de continuar con campañas que informen y contribuyan con el fin del estigma y la discriminación que recae aún hoy sobre minorías históricamente estigmatizadas.

“Esto nos demuestra la importancia de detectar cuáles son los grupos más vulnerables para acercarles información y herramientas de prevención y cuidado”, concluyó Pedrola.

La conclusión a la que llegó AHF Argentina es que, debido al miedo, el estigma y la discriminación asociados al VIH, las personas evitan realizarse la prueba.

"Esta situación solo retrasa, en el caso que sean reactivos positivos, el acceso oportuno a un tratamiento que puede lograr que el virus sea indetectable y, por lo tanto, intransmisible", advirtieron desde la fundación.

Recientemente se aprobó la Ley de VIH, Hepatitis Virales, Tuberculosis e Infecciones de Transmisión Sexual que asegura el tratamiento antirretroviral de forma gratuita, pero también aborda el aspecto psicológico y propone un abordaje integral desde la salud colectiva.

AHF Argentina cuenta con un Centro Comunitario de Salud Sexual en donde brinda asistencia, apoyo y contención en todo lo relacionado a la salud sexual, que cuenta con los siguientes servicios de manera gratuita: consejería médica de ITS, aplicación de pruebas rápidas de VIH y sífilis, atención médica de VIH y otras ITS, información sobre VIH y otras infecciones de transmisión, y acceso gratuito a condones y lubricantes. (Télam)