El ministro de Ciencia y Tecnología, Daniel Filmus, aseguró hoy que la Argentina "es sin lugar a dudas una de las diez naciones en el mundo que está en condiciones de tener una política satelital propia, y eso representa un valor enorme", al renovar un acuerdo con la agencia espacial italiana (ASI) respecto a los satélites de datos de ambos países, informó esa cartera.

"Argentina es el único país latinoamericano que fabrica satélites nacionales. Estos generan divisas en el caso de las imágenes satelitales, porque esas imágenes nosotros las comercializamos en todo el mundo", dijo el ministro.

Filmus destacó el papel que desempeña la Conae en este aspecto y sostuvo que la cooperación e integración de los satélites con Italia se da en línea a "las condiciones históricas enormes de la Argentina en materia satelital".

El nuevo acuerdo, celebrado entre la Conae y la ASI define los términos y condiciones de uso del sistema de satélites ya totalmente desplegado en órbita, y renueva también la política de manejo de datos por ambas partes y su distribución a las comunidades de usuarios de los dos países y a la comunidad espacial internacional.

Ambos países firmaron la actualización del memorándum de entendimiento para el pleno funcionamiento del Sistema Italo Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias (Siasge), integrado por la constelación de satélites argentinos Saocom, junto a la constelación de satélites italianos Cosmo-SkyMed.

Desde 2005, la ASI y la Conae trabajan en este importante sistema de satélites de observación de la Tierra con tecnología radar, único en el mundo por su combinación de radares en dos bandas, X y L.

La actualización del acuerdo define los términos y condiciones de uso del sistema de satélites ya totalmente desplegado en órbita, y renueva también la política de manejo de datos por ambas partes y su distribución a las comunidades de usuarios de los dos países y a la comunidad espacial internacional.

La cooperación entre Italia y Argentina en el ámbito espacial se remonta a 1992, con la contribución de la ASI desde las primeras misiones espaciales de la Conae (Télam)