La Agencia Argentina de Cooperación Internacional y Asistencia Humanitaria-Cascos Blancos (Aciah) encabezó la semana humanitaria para las Américas con el objetivo de fortalecer y adecuar las respuestas regionales solidarias a la emergencia, desde una perspectiva integral de la gestión del riesgo para una asistencia humanitaria responsable y solidaria, se informó hoy oficialmente.

La Aciah encabezó las XXI Reunión Regional Insarag y IX Reunión consultiva Undac para las Américas en las que se trabajaron los sistemas de emergencias y respuesta ante desastres socionaturales, así como los criterios regionales de actuación para la prevención, respuesta y resiliencia.

Desde el lunes 7 de noviembre y durante tres días se debatió sobre el cambio climático y su impacto en la región de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), a la vez que su afectación en la Argentina y en otros lugares del mundo, informó hoy Cancillería Argentina.

Las jornadas se realizaron en la sede del Palacio San Martín de la Cancillería Argentina y contó con la participación de decenas de representaciones de países, tanto de la Celac como de otros países del mundo, entre las cuales estuvo la República de Kenia como invitada especial.

Por su parte, la Aciah enfatizó la integralidad de la planificación y acción con marcado involucramiento de las comunidades, de manera de fortalecer el vínculo entre el Estado y la sociedad para responder a los desastres naturales y sociales que ponen en riesgo la vida de las personas.

En ese marco, la presidenta de la agencia, Sabina Frederic, explicitó la necesidad de revisar los alcances de la denominada “respuesta flexible”, de modo que se adecúe a fenómenos asociados al cambio climático en nuestra región.

La Agencia Argentina de Cooperación Internacional y Asistencia Humanitaria-Cascos Blancos (Aciah) encabezó la semana humanitaria para las Américas con el objetivo de fortalecer y adecuar las respuestas regionales solidarias a la emergencia, desde una perspectiva integral de la gestión del riesgo para una asistencia humanitaria responsable y solidaria, se informó hoy oficialmente.

Dicha postura es acompañada por los países miembros de la región y procura que, dentro de la agenda internacional, se considere las situaciones de inundaciones y las afectaciones específicas que el cambio climático están provocando, tales como huracanes, inundaciones y sequías, entre otras.

Entre las problemáticas compartidas se trabajó sobre la revisión de los sistemas de respuesta, la recuperación de las lecciones aprendidas, sobre todo tras la pandemia de Covid-19 y la necesidad de optimizar resultados.

Por otro lado, se debatieron los estándares de calidad para la evaluación de las respuestas ante desastres y las acciones de asistencia humanitaria, terreno en el que se reconoció el rol de la Argentina como uno de "los más activos" y "solidarios en la región".

Al respecto, se analizó específicamente la misión que la Argentina, a través del voluntariado civil de asistencia humanitaria del Estado -Cascos Blancos- desplegó en Honduras tras el desastre ocurrido hace poco más de un mes. (Télam)