El Gobierno porteño anunció el inicio del plan de vacunación contra el coronavirus para la "totalidad" de los trabajadores de la educación de los niveles primario y secundario y las fuerzas de seguridad, a la vez que adelantó que a fin de la próxima se abrirá a la población general.

Así lo anunció hoy el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, quien aseguró que desde esta semana y la próxima comenzarán a otorgarse los turnos para recibir la inmunización contra el coronavirus a "la totalidad de los trabajadores de "desarrollo humano y territorialidad, los trabajadores de la educación y las fuerzas de seguridad".

"Todos podrán ser vacunados en los próximos diez días", dijo el ministro.

Hasta ahora la vacunación abarcaba a grupos de riesgo o por edad. Sin embargo, aclaró que por el momento se podrán vacunar trabajadores de la educación de los niveles primarios y secundarios ya que se priorizó a quienes tienen una "mayor tasa de presencialidad" en las aulas. Por eso, los docentes universitarios tendrán que esperar hasta la próxima semana cuando se abra la vacunación a la población general.

Vacunas

"También van a ser vacunados a partir de fin la semana que viene con la población general, ya no para los grupos estratégicos o con factores de riesgo sino para los grupos de población general por quinquenio de edad", afirmó Quirós quien también anunció que a partir de hoy se podrán inscribir para vacunarse las personas de entre 18 y 45 años con factores de riesgo.

Durante la habitual conferencia de prensa en la que brinda detalles sobre la situación de pandemia en la Ciudad de Buenos Aires, Quirós aseguró que en la última semana se produjo un "descenso parcial de los casos" con 2.400 contagios diarios de media móvil que toma el promedio de los últimos siete días.

Quirós evitó dar una definición sobre la posibilidad de adelantar las vacaciones de invierno en el distrito, programadas originalmente para las dos últimas semanas de julio.

Vacunación

En ese sentido señaló que lo decidirá el Ministerio de Educación que "está analizando la estrategia", aunque no descartó el adelantamiento ya que "el mes de julio es el mas frío del año" y resulta "difícil mantener la temperatura en las aulas".

Al hablar desde la sede del Gobierno porteño, Quirós aseguró que las medidas de restricción aplicadas durante la semana pasada generaron un "descenso de la circulación significativo" y que de acuerdo a sus estimaciones se pudo bajar "35 por ciento la circulación pública".

"Los objetivos que se buscaban se han logrado en manera importante", dijo el ministro quien, de todos modos, descartó que por el momento se vuelvan a aplicar medidas de restricciones similares a las que concluyeron el domingo.

"De nada sirve que intentemos poner un estado policíaco que entre en cada casa de cada porteño", enfatizó el ministro quien aseguró que su Gobierno apuesta a "buscar la voluntad individual" para cumplir con las medidas de prevención ya que las restricciones "todas generan daño". (Télam)