Un grupo de vecinos presentó un recurso de amparo para que el gobierno de la Ciudad, en un plazo de 180 días, envié a la Legislatura porteña un plan de rezonificación y construcción de viviendas en el sector cuatro de la ex autopista 3, que comprende desde avenida de los Incas hasta el inicio del barrio de Palermo.

La causa está en manos del Juzgado del fuero Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo 16 a cargo de Martín Furchi, quien convocó a los eventuales damnificados a presentarse en el expediente.

El recurso plantea el envío a la Legislatura para su tratamiento en un plazo no mayor a 180 días de un proyecto de rezonificación definitiva, renovación urbana y un Plan para la concreción de soluciones habitacionales para el Sector 4 de la traza de la Ex Autopista 3 y su zona de influencia.

También se ordena al gobierno porteño a convocar en forma inmediata a una Mesa de Gestión Participativa que garantice la participación de los vecinos y las organizaciones sociales que acompañan a las familias damnificadas para discutir el proyecto.

Además se pide la interrupción de toda venta de inmuebles del gobierno porteño a privados y se ordene que estos inmuebles sean destinados a viviendas.

La traza de las Ex Autopista 3 recorre la ciudad de Buenos Aires desde la avenida General Paz, en barrio de Saavedra hasta Puente Alsina, atravesando los barrios de Belgrano, Villa Urquiza, Coghlan, Chacarita, Villa Ortúzar, Colegiales, Palermo, Almagro, Villa Crespo, Balvanera, Parque Patricios y Nueva Pompeya.

Para ejecutar la construcción de la Autopista Central 3 del Plan General de Autopistas, diseñado por la última dictadura militar en 1977 se expropió y desalojó una franja importante de inmuebles, terrenos y edificios enteros.

Las expropiaciones afectaron zonas residenciales de sectores medios y medio-altos tales como Colegiales, Coghlan y Villa Ortúzar hasta su finalización en Puente Alsina, lo que provocó la fractura del tejido social y urbano.

Durante la década del 80, con la recuperación del gobierno democrático y con el abandono del proyecto de construcción de la autopista, la traza comenzó a ser objeto del fenómeno de ocupaciones. (Télam)