Un programa que reconoce la labor de las mujeres originarias en los bosques de Argentina a través de líneas para financiar acciones en materia de producción, comercialización, redes de cuidado, innovación y capacitación fue presentado este jueves por el inisterio de Ambiente.

La cartera ambiental informó este jueves, a través de su página web, que la iniciativa “Productoras de Bosques Nativos” fue presentada este jueves a comunidades de pueblos originarios, y busca fortalecer el rol de las mujeres que trabajan en los territorios y luchan por la conservación de sus recursos naturales.

Sus destinatarias son grupos de diez o más criollas, campesinas e indígenas que habitan o gestionan actividades productivas y comunitarias en los bosques de todas las regiones forestales de Argentina, con prioridad en Parque Chaqueño, Selva Paranaense o Yungas.

La secretaria de Política Ambiental en Recursos Naturales, Beatriz Domingorena, destacó la manera en la que la ley de bosques y el Fondo Verde del Clima sirvieron “en este último tiempo para simplificar y reducir las brechas de desigualdad”.

“No solamente en cuestiones de género sino también incorporando a nuestros pueblos originarios y a nuestras juventudes”, sumó la secretaria.

El coordinador general del proyecto Pago por Resultados REDD+ de la Dirección Nacional de Bosques, Ariel Medina, explicó que se trata de “un programa para mejorar las políticas que se dan en el marco de la ley de bosques para grupos de mujeres”.

El programa es resultado de experiencias del Ministerio de Ambiente en el acompañamiento a comunidades forestales del norte argentino y parte de asumir que las relaciones de género implican diferencias en el acceso, uso y gestión de los recursos, perpetúan las brechas de género en las actividades productivas y de cuidado, la organización local y la gobernanza de las comunidades forestales.

Mediante su ejecución, se espera contribuir a reducir esas brechas, fortalecer el arraigo, mejorar las condiciones de sostenibilidad ambiental, reconocer el rol de las mujeres en la vida comunitaria y en las actividades en los bosques, garantizar su activa participación y apoyar inversiones que posibiliten la gestión integral de las mujeres, así como actividades que propicien su independencia económica.

Entre las líneas de trabajo a financiar por este programa se encuentra la de Producción, que abarca el fortalecimiento de las actividades de aprovechamiento productivo de los bosques, bajo control y gestión de las mujeres, con posibilidad de financiar máquinas y herramientas no patentables, mejora de instalaciones, insumos y otros.

La línea de Comercialización alcanza mejoras en los procesos de comercialización de productos y servicios de los forestales bajo control y gestión de las mujeres, ya existente o a incorporar.

La línea destinada a Redes de cuidado se orienta al apoyo al fortalecimiento de formas organizativas, redes y asociaciones de mujeres dirigidas a aumentar la capacidad de estas para participar en la gestión de los bosques en sus comunidades a través de obras de infraestructura para espacios comunes, apoyo en la conformación de personas jurídicas, bienes y equipamiento para la comunicación, etc.

En el área de la Innovación busca financiar novedades tecnológicas destinadas a aliviar el trabajo o mejorar las condiciones de salud y seguridad, producción, comercialización o del cuidado en actividades vinculadas con los bosques bajo control y gestión de las mujeres.

La iniciativa será llevada adelante por la Secretaría de Política Ambiental en Recursos Naturales, a través de la Dirección Nacional de Bosques, con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). (Télam)