El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible resolvió consultar a la Justicia mendocina sobre la decisión de trasladar dos ejemplares hembras de elefante a un área protegida privada de Brasil por no encontrarse registrado como santuario, se informó hoy oficialmente.

La solicitud se efectuó en base a una inspección que realizó en el país vecino la Brigada de Control Ambiental (BCA) de ese ministerio en el mes de febrero al Santuario de Elefantes Brasil, ubicado en las afueras de Cuiabá, en el estado de Mato Grosso.

Por su parte, el Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (Ibama) constató que "el espacio donde vivirían las elefantas no se encontraba registrado como santuario sino que estaba caracterizado como criadero".

"Una de las condiciones requeridas para trasladar a estos animales es que sean dirigidos a lugares en los que esté expresamente prohibida su reproducción", detallaron desde la cartera de Ambiente en un comunicado.

Además, explicaron que la inexistencia de la categoría de santuario para el espacio de acogida constituye un "llamado de atención" y motiva el planteo postulado por el Ministerio a la Justicia.

En virtud de esta consulta, deberá ser la Justicia provincial la que defina si los ejemplares deben ser trasladados a un santuario en Brasil o a otro dentro del territorio argentino, concluyeron. (Télam)