La Justicia bonaerense ordenó una serie de allanamientos en los hospitales de las ciudades de Carmen de Patagones y Villalonga, operativos que están ligados a la investigación por la muerte en febrero pasado del niño Martín Ferreyra Torres, de 12 años, diagnosticado con Covid-19.

Los procedimientos, según dijeron fuentes judiciales, estuvieron a cargo de la Fiscalía N° 1 de Bahía Blanca, encabezados por Cristian Aguilar, quien caratuló la causa como "averiguación de causal de muerte".

Familiares del niño fallecido se movilizarán el próximo jueves 1 de abril a las 20 por las calles de Villalonga en reclamo de justicia.

Los informantes indicaron que ya se recolectaron varios elementos de prueba y "restan otras medidas que se realizarán en los próximos días".

"Además se secuestraron registros médicos de la atención del menor fallecido, libros de guardia y otros elementos. También se tomarán testimonios en los próximos días, para lograr determinar lo sucedido", indicaron las fuentes.

La causa de la muerte de Martín, quien residía con su madre en la ciudad rionegrina de Choele Choel, pero hacía algunos meses estaba con su padre en la ciudad bonaerense de Villalonga, no está aún esclarecida.

A mediados de febrero, el niño fue diagnosticado con Covid-19 en el hospital de esa ciudad, tras sufrir una serie de síntomas característicos de la enfermedad.

Luego fue derivado al hospital Pedro Ecay de Carmen de Patagones, con un dolor en el abdomen, y después fue enviado a la clínica Viedma para practicarle una tomografía computada, pero el chico se descompensó en la ambulancia que lo trasladaba y falleció.

Finalmente su cuerpo fue cremado, al ser positivo de Covid, lo que impidió realizar la correspondiente autopsia y poder conocer los causales de su muerte.

Según explicaron los familiares a los medios, no están satisfechos solamente con la renuncia de la directora del hospital de Villalonga, Paula Zarich, sino que también reclaman "la renuncia de los médicos intervinientes".

(Télam)