Una alerta roja por fuertes tormentas fue emitida esta noche por el Servicio Meteorológico Nacional para el centro de la provincia de Buenos Aires, mientras que gran parte del territorio bonaerense, incluido CABA y conurbano, se encuentra en alerta naranja y ocho provincias están bajo alerta amarillo.

El centro bonaerense se verá afectado esta noche por tormentas, las cuales podrán presentar intensidad fuerte a severa, con fuerte actividad eléctrica, intensas ráfagas que podrían superar los 90 km/h, caída de granizo de diversos tamaños, y especialmente abundante caída de agua en cortos periodos.

También se esperan valores de precipitación acumulada entre 50 y 70 mm, pudiendo ser superados de forma puntual.

Los partidos bonaerenses afectados serán Azul, Rauch, Tapalqué, zona baja de Benito Juárez, zona baja de Tandil, General Alvear, General Belgrano, General Paz, Las Flores, Lobos, Monte, Navarro, Roque Pérez, Saladillo, Alberti, Bragado, Chivilcoy, General Viamonte, Nueve de Julio y Veinticinco de Mayo

En tanto, bajo alerta naranja, además de CABA y el conurbano, están los partidos de Ayacucho, Balcarce, General Guido, Maipú, noroeste de General Juan Madariaga, noroeste de Mar Chiquita y oeste de General Pueyrredón.

También están en esa alerta están el norte bonaerense con los partidos de Baradero, Ramallo, San Nicolás y San Pedro, entre otros y el centro oeste bonaerense en los partidos de Bolívar, Carlos Casares, Carlos Tejedor, Hipólito Yrigoyen y Pehuajó.

En la zona con alerta naranja las tormentas serán fuertes o severas, las cuales estarán acompañadas por muy intensas ráfagas, fuerte actividad eléctrica, caída de granizo y abundante caída de agua en cortos períodos.

Se esperan valores de precipitación acumulada entre 50 y 70 mm, pudiendo ser superados de forma localizada.

El resto de la provincia de Buenos Aires y el sur de Santa Fe rige un alerta amarillo por tormentas, en zonas de La Pampa, Córdoba y San Luis es por vientos y en Mendoza, San Juan y oeste de La Rioja hay alerta amarillo por viento Zonda.

Según la definición del SMN, cuando hay alerta rojo "se esperan fenómenos meteorológicos excepcionales con potencial de provocar emergencias o desastres", el alerta naranja se caracteriza por "fenómenos meteorológicos peligrosos para la sociedad, la vida, los bienes y el medio ambiente"

En tanto el alerta amarillo significa "posibles fenómenos meteorológicos con capacidad de daño y riesgo de interrupción momentánea de actividades cotidianas" (Télam)