Nueve provincias estaban esta mañana bajo alerta por tormentas de variada intensidad, algunas localmente fuertes, que pueden estar acompañadas por fuertes ráfagas, caída de granizo, importante actividad eléctrica y abundante caída de agua en cortos períodos.

En San Luis, gran parte de Mendoza y de La Pampa, el este de Neuquén y de Chubut y algunas localidades de La Rioja, San Juan y Córdoba rige alerta amarilla y se esperan valores de precipitación acumulada entre 25 y 50 milímetros, que pueden ser superados localmente.

En tanto, el este de El Cuy y los departamentos de General Roca, Avellaneda, Pichi Mahuida, Conesa, Valcheta y la zona de meseta de Adolfo Alsina y de San Antonio, en la provincia de Río Negro, están bajo alerta naranja por fuertes tormentas.

Esta área será afectada por tormentas con intensas ráfagas de viento, caída de granizo, actividad eléctrica muy frecuente y fundamentalmente abundante caída de agua, con valores de precipitación acumulada entre 30 a 50 milímetros.

Para el oeste de Río Negro, la alerta por tormentas es de nivel amarillo, según el Servicio Meteorológico.

En todos los casos, el SMN recomendó a los pobladores evitar actividades al aire libre, no sacar la basura y retirar objetos que impidan que el agua escurra y no refugiarse cerca de árboles y postes de electricidad que puedan caerse.

Tampoco permanecer en playas, ríos, lagunas o piletas para minimizar el riesgo de ser alcanzado por un rayo. (Télam)