La Fiscalía General Nº 2 comenzó su alegato en un juicio contra una pareja acusada de explotar laboralmente a una mujer en un taller textil clandestino ubicado en la Ciudad de Buenos Aires (CABA) y de haber sustraído y retenido a su hijo recién nacido con el objetivo de falsificar la identidad y apropiárselo.

Carlos Alberto Avalos Campos y Norka Jenny Flores Baldelomar llegaron a debate acusados por los delitos de "sustracción y retención de menor de diez años de edad, alteración de la identidad de un menor de edad y falsedad ideológica de documento público”, informó el sitio web fiscales.gob.ar.

Además, por “trata de personas con fines de explotación laboral, agravada por encontrarse la víctima embarazada, por abuso de situación de vulnerabilidad y por haberse consumado la explotación".

Según sostuvo la acusación, la pareja de empleadores condicionaron a la mujer para que comenzara vivir en el inmueble donde funcionaba el taller clandestino.

Baldelomar advirtió sobre el embarazo que cursaba la víctima y desde entonces realizaron una serie de actos que concluyeron con la inscripción del niño con la falsa paternidad biológica del niño, su sustracción y la retención incluso ante el pedido de su restitución.

De acuerdo con la acusación, ambos sometieron a una persona con el objetivo de explotarla laboralmente en un taller textil clandestino, ubicado en la calle Ramón Falcón al 3500 de la Ciudad de Buenos Aires por lo menos desde marzo de 2020 hasta el 20 de agosto de ese año.

El titular de la Fiscalía, Abel Córdoba, señaló en su alegato que tras la intervención urgente de la justicia penal federal y el auxilio de todas las instituciones especializadas "fue posible hacer cesar la continuidad de los delitos" y además, indicó que se logró rescatar ilesa a la víctima.

También se refirió a la ausencia de pagos a la víctima y al aprovechamiento de la situación que atravesaba, las que fueron utilizadas para mantenerla bajo su dominio.

La investigación se inició tras una denuncia anónima formulada el 18 de agosto de 2020 ante la línea telefónica 145 del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata, del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. (Télam)