Al menos seis personas murieron, entre ellas una niña, como consecuencia del naufragio de una embarcación que transportaba a decenas de migrantes cerca de las costas del Líbano, mientras que 48 tripulantes pudieron ser rescatados con vida, y por el hecho el primer ministro de ese país, Nayib Mikati, declaró luto nacional, se informó hoy oficialmente.

La embarcación se hundió en la noche del sábado cerca de la ciudad libanesa de Trípoli, según informó la agencia de noticias oficial libanesa, NNA.

Según fuentes del ejército libanés, una niña fue encontrada muerta este domingo en la costa, mientras que 48 personas pudieron ser rescatadas con vida.

Otros cinco cuerpos habían sido recuperados previamente en aguas cercanas a Trípoli, según reportó la agencia DPA.

El organismo de seguridad del país asiático señaló que este hecho fue ocasionado por el exceso de pasaje y al oleaje de gran altura y aún no se informó la nacionalidad de los fallecidos.

El jefe de la marina libanesa, Haissam Dannaoui, declaró en rueda de prensa que la embarcación sólo tenía 10 metros de largo y 3 de ancho y que "no había chalecos salvavidas a bordo", precisó la agencia AFP.

"Desgraciadamente, el capitán (de la embarcación) decidió hacer maniobras para escapar, pero chocó con los buques de la marina y la embarcación se hundió", dijo Dannaoui.

"En menos de cinco segundos, el barco estaba bajo el agua", añadió Dannaoui, que afirmó que se lanzaron inmediatamente chalecos salvavidas a los pasajeros.

Por este hecho, un hombre fue detenido por presunto tráfico de personas.

Uno de los supervivientes dijo a la AFP que fue la patrulla la que embistió "dos veces" a la embarcación de migrantes para que dé media vuelta.

A causa de este evento, la Cruz Roja Libanesa envió diez ambulancias al puerto de Trípoli, según informó la entidad en su cuenta de Twitter.

El ministro de Obras Públicas y Transporte de Líbano, Alí Hamiye, visitó la ciudad y calificó lo ocurrido de "gran catástrofe", mientras que el primer ministro libanés, Nayib Mikati, decretó un día de luto nacional para este lunes en memoria por los fallecidos, por lo que las banderas ondearán a media asta.

"Hay que acelerar las investigaciones para descubrir las circunstancias del incidente. Es necesario hallar la verdad de la causa de este doloroso accidente", afirmó el primer ministro libanés. (Télam)