Al menos seis muertos y 49 enfermos por casos de meningitis en el estado de Durango, al norte de México, alertaron hoy las autoridades sanitarias.

La secretaria de Salud local, Irasema Kondo, destacó que "hay una decena de pacientes en estado crítico en salas de terapia intensiva en hospitales tanto privados como públicos".

"Es una infección muy agresiva, a pesar de que se han adoptado medidas inmediatas", apuntó Kondo.

La funcionaria señaló que "se ha instalado un cerco epidemiológico con al menos 300 mujeres atendidas inicialmente en hospitales privados, donde surgió el problema".

"Casi todos los casos se reportaron en mujeres jóvenes en edad reproductiva con antecedentes de cirugías o procedimientos ginecológicos y obstétricos, mayormente cesáreas", agregó.

Por su parte, Juan Ferrer, titular del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), indicó que "se han contratado 200 trabajadores sanitarios, entre enfermeras y especialistas en medicina interna, para colaborar ex profeso en el combate de este problema".

Además, "se han enviado medicamentos a los hospitales afectados", agregó.

Las pacientes afectadas sufrieron fueres dolores de cabeza que no cedieron y, en algunos casos se agravaron provocándoles meningitis, según consignó la agencia de noticias Ansa.

La hipótesis de las autoridades sanitarias es que la infección pudo haber sido diseminada a través de los medicamentos de bloqueo durante las cirugías.

En tanto, una comisión de expertos trabaja para determinar las causas.

Además se pusieron en marcha acciones de atención médica, regulación sanitaria y farmacovigilancia.

La meningitis es una inflamación del líquido y las membranas (meninges) que rodean el cerebro y la médula espinal, y cuyos síntomas incluyen dolor de cabeza, fiebre y rigidez en el

cuello.

Como resultado de la ola de infecciones, el pasado 4 de noviembre se suspendieron las actividades del Hospital del Parque en Durango, y se confiscaron documentos y medicamentos del recinto.

Días después fueron clausurados dos quirófanos del hospital privado Santé, "debido a irregularidades críticas", según el reporte oficial.

En ese sentido, las autoridades alertaron sobre el uso de medicamentos de bloqueo utilizados en las cirugías obstétricas tanto en la Ciudad de México como en el estado occidental de Jalisco. (Télam)