Al menos nueve personas murieron por las fuertes lluvias de las últimas horas en el sur de Francia, mientras que la mitad del país está amenazada por el mal tiempo.

En Bouches-du-Rhone, región de Marsella, murió un hombre de 58 años en Cassis y otro de 71 en La Ciotat, según reportó hoy BFM-TV, citada por la agencia de noticias ANSA.

Según la emisora de televisión, hubo otros cinco muertos en Herault, de entre 64 y 73 años, que fueron a bañarse en las playas de Grande-Motte, Agde, Marseillan,

Serigina y Vias.

Siete personas fueron rescatadas en el último minuto por los socorristas, agregó ANSA.

Se reportaron otros dos fallecidos en el municipio de Leucate, departamento de Aude, 80 y 70 años.

Los servicios meteorológicos vienen advirtiendo sobre posibles tormentas en las

próximas horas, que podrían causar lluvias de entre 80 y 100 litros por metro

cuadrado "en poco tiempo", en zonas que ya se vieron afectadas ayer por trombas de agua.

En algunos lugares cayeron hasta más de 200 litros por metro cuadrado en unas pocas horas, concluyó ANSA. (Télam)