Al menos cinco personas murieron y varias se encuentran desaparecidas a causa de las lluvias e inundaciones registradas en el condado de Qiubei, en la provincia de Yunnan, en el suroeste de China, informaron hoy las autoridades de ese país.

Según la cadena de televisión CCTV, el Gobierno indicó que se puso en marcha un mecanismo de respuesta por parte de los servicios de emergencias y que las labores de búsqueda y rescate ya comenzaron.

En tanto, doce localidades se vieron afectadas y sufrieron daños "considerables", en materia de infraestructura, como un centenar de edificios, carreteras y puentes que quedaron destruidos, reportó la agencia Europa Press.

A esto se suman unos 27.000 hogares que quedaron sin electricidad, lo que implica que unas 100.000 personas se encuentran sin suministro. (Télam)