Al menos 41 niños, niñas y adolescentes (NNyA) perdieron a su madre víctima de femicidio durante el primer semestre de este año en la provincia de Buenos Aires, informó hoy el Defensor Adjunto bonaerense, Walter Martello.

"Es muy probable que la cantidad de NNyA que perdieron a su madre producto de la violencia machista haya sido mayor que lo registrado en los informes del Ministerio Público bonaerense y de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Incluso esos mismos informes advierten que este tipo de datos se incorporan circunstancialmente a las causas", explicó en un comunicado Martello, titular del Observatorio de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la Defensoría del Pueblo bonaerense.

Destacó que "el Estado tiene que intervenir ante esta situación, actuar rápidamente para garantizar los derechos de las y los NNyA que quedan desamparados. Existe un marco normativo que así lo establece".

Según precisó el comunicado, en total son al menos 316 los NNyA que han atravesado por esa situación teniendo en cuenta los casos efectivamente registrados desde 2017 hasta junio de 2020.

Además, durante el año pasado 74.140 mujeres fueron víctimas de violencia familiar y/o de género en casos judicializados de la provincia de Buenos Aires: una de cada 10 de esas víctimas (8.669 personas) no superaba los 17 años.

Durante 2019, 93 niños, niñas y adolescentes perdieron a sus madres víctimas de femicidios.

La Ley N° 27.452 establece que las hijas e hijos de mujeres víctimas de femicidio o de homicidio en contexto de violencia intrafamiliar y/o de género deben ser protegidos/as para crecer en un ambiente sano y libre de violencias.

Con ese objetivo, tienen derecho a recibir una reparación económica mensual, acceder a una cobertura integral de salud y ser acompañadas/os de manera integral durante su crianza.

Según se informó, "las/os destinatarias/os de la reparación económica, que tengan domicilio en la provincia de Buenos Aires, y sean menores de 16 de años, también les asiste el derecho de recibir una pensión no contributiva y tener cobertura por parte del Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA)". (Télam)