Al menos 19 personas, entre ellas nueve niños, murieron en Madagascar por una intoxicación alimentaria tras comer la carne de una tortuga marina, un animal protegido.

En total fueron hospitalizadas 34 personas en Vatomandry, en el este de la isla, desde el lunes, diez de las cuales murieron, según indicó la agencia de control de la seguridad alimentaria y sanitaria, sin especificar si había niños entre los fallecidos, informó la agencia AFP.

A ese saldo mortal se suman nueve niños que murieron en su casa después de comer la carne de la misma tortuga, dijo el gobernador de la región.

Las autoridades sanitarias de la Gran Isla desaconsejan el consumo de tortugas marinas y otras 24 especies de peces durante la temporada de calor.

Estas especies se alimentan de algas que, de noviembre a marzo, son tóxicas para quienes comen su carne.

Cada año, en las zonas costeras de Madagascar, unas cincuenta familias se intoxican y regularmente hay muertes a causa de esa ingesta.

En enero de 2018 murieron ocho personas por intoxicación en el norte del país, y otras ocho el mes anterior. (Télam)