Al menos 14 personas murieron y otras dos están desaparecidas en Kirguistán y Uzbekistán por avalanchas de tierra causadas por las lluvias torrenciales, informaron hoy las autoridades de ambos países de Asia central.

Las imágenes difundidas en redes sociales mostraron una enorme avalancha de lodo que arrasaba cientos de árboles y cruzaba a gran velocidad calles y carreteras.

"Ocho personas fueron arrastradas por aludes de tierra en la región de Jalal-Abad, seis cuerpos han sido encontrados", indicó en un comunicado el primer ministro, Ulukbek Maripov, consignó la agencia de noticias AFP.

"También quedaron destruidos edificios residenciales, la calzada fue arrancada en algunas zonas y puentes y otras estructuras sufrieron daños", añadió.

Medios locales señalaron hoy que las dos personas desaparecidas son menores de edad y que los desprendimientos de tierra se deben a las fuertes lluvias.

El presidente kirguís, Sadyr Japarov, envió sus condolencias a los familiares de las víctimas y encargó al Gobierno "ofrecer una asistencia adecuada a las poblaciones afectadas por la catástrofe".

En el vecino Uzbekistán, un alud de tierra "descendió desde el territorio kirguís causando la muerte de ocho personas" en el valle de Ferghana (este del país), de acuerdo al ministerio de Situaciones de emergencia, que añade que otras seis personas se encuentran "gravemente heridas".

En estos últimos días, esta región ha sufrido temperaturas inhabitualmente elevadas, acompañadas de lluvias torrenciales.

Todos los años cerca de la primavera (boreal) las zonas montañosas de Asia central sufren inundaciones y aludes de tierra mortíferos, que bloquean importantes rutas en países desprovistos de buenas infraestructuras de transportes. (Télam)