Un hombre fue aislado en Salta a su llegada desde Europa, tras haber sido considerado contacto estrecho de un paciente que dio positivo en coronavirus con la variante Delta fuera del país, por lo que es controlado y monitoreado por el Ministerio de Salud Pública local.

El caso se conoció hoy a través de un informe de las autoridades sanitarias, en el que se aclaró que el primer hisopado que se le hizo al hombre dio resultado negativo.

"Desde el Centro Nacional de Enlace para el Reglamento Sanitario Internacional (RSI) de un país europeo se comunicaron con autoridades argentinas para dar aviso sobre un contacto estrecho con residencia en la provincia de Salta", dijo la directora general de Coordinación Epidemiológica de la provincia, Analía Acevedo.

Se trata de un hombre salteño, mayor de edad, proveniente de Europa, que cumple con el aislamiento correspondiente en la provincia y cuyo primer hisopado, que se realizó en el aeropuerto internacional de Ezeiza, obtuvo resultado negativo.

Por ello, se le tomará una nueva muestra al día 10 desde su ingreso al país, que fue el 8 de julio pasado.

Al llegar a Salta, el viajero fue aislado de inmediato por personal de la cartera sanitaria y está cumpliendo con el confinamiento correspondiente.

Acevedo detalló que la información al Centro Nacional de Enlace de Argentina llegó "la noche del 12 de julio", cuando precisaron que "el estudio de secuenciación genómica del extranjero pertenecía a la variante Delta, por lo cual el salteño es contacto estrecho de un positivo con la variante originada en la India".

Hasta el momento, la persona no presenta signos ni síntomas y se espera que transcurran diez días desde su ingreso al país para realizarle un nuevo hisopado, para confirmar o descartar la infección.

El Reglamento Sanitario Internacional es un acuerdo jurídicamente internacional suscrito por 196 países, incluyendo todos los Estados Miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Su principal finalidad es prevenir la propagación internacional de enfermedades, fortaleciendo la capacidad nacional para la vigilancia epidemiológica; como también la prevención, alerta y respuesta a emergencias de salud pública internacional. (Télam)