Al menos tres personas murieron en Guinea debido a una nueva "situación de epidemia" de fiebre hemorrágica de Ébola, cinco años después del fin del brote anterior, informó hoy el jefe de la agencia de salud de Guinea, Sakoba Keita.

"Muy temprano esta mañana, el laboratorio de Conakry confirmó la presencia del virus del Ébola", dijo Keita después de una reunión de emergencia en Conakry, que confirmó siete casos, tres de ellos mortales, consignó la agencia AFP.

El ministro de Salud, Rémy Lamah, había informado el sábado un número de cuatro muertos.

El virus del Ébola fue identificado por primera vez en Zaire, actual República Democrática del Congo, en 1976.

Hasta el momento, existen dos vacunas experimentales pero no hay ningún tratamiento capaz de curar el virus.

La peor epidemia de esta enfermedad empezó en diciembre de 2013 en Guinea y se propagó a Liberia y Sierra Leona.

La epidemia dejó más de 11.300 muertos de cerca de los 29.000 casos registrados, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), que declaró el fin de la epidemia en marzo de 2016. (Télam)