El secretario de Articulación Federal de la Seguridad del Ministerio de Seguridad, Gabriel Fuks, afirmó que existen similares condiciones para que este año ocurran los incendios forestales que en 2020 afectaron vastos sectores del delta del Paraná por lo que se decidió incrementar la asistencia al Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF).

“La previsión para este año es similar, aunque de alguna manera hemos ganado tiempo porque desde febrero a hoy no hemos tenido niveles importantes de afectación", dijo Fucks

El año pasado existió “una situación que incluyó una bajante del río muy fuerte, una pandemia que afectó actividades socioeconómicas y una sequía que implicaron un proceso de incendios muy complejo”, dijo Fuks durante una reunión del Comité de Sseguridad y Respuesta de incendios forestales.

El comité analizó el comienzo de temporada de potenciales incendios en la zona Alto Delta del Río Paraná y la severa bajante en la que se encuentra ese río.

Entre otras acciones el Comité decidió incrementar la asistencia del SNMF, transferido en el año 2020 con la intención de incrementar la integralidad del abordaje de las problemáticas ambientales", indicó el Ministerio de Seguridad.

También se subrayó el pedido efectuado por el Juzgado Federal de Paraná Nº 2, a través del cual solicitó la implementación de un plan permanente de patrullaje por parte de las Fuerzas para detectar de forma temprana los focos ígneos y a sus responsables.

Durante la reunión, el viceministro de Ambiente, Sergio Federovisky, aseguró que sin una necesaria coordinación, "va a ser imposible poder avanzar en situaciones como las que tenemos en el Delta y que pueden repetirse en otros puntos del país"

"Nuestro análisis es que estos incendios favorecen el avance de la frontera agropecuaria. La utilización del fuego es casi como sucedáneo de la topadora para avanzar sobre zonas y cambiar sus usos", detalló el funcionario.

,

(Télam)