El Observatorio de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) advirtió hoy que existe probabilidad de que el fin de semana vuelva a llegar humo a la ciudad santafesina, ocasionado por la quema de pastizales en el río Paraná.

En tanto, pronosticaron un panorama incierto respecto a las precipitaciones que se aguardan para la segunda mitad de septiembre.

Desde el organismo señalaron que para este domingo está previsto que el viento cambie su dirección hacia el sudeste, lo que atraería el humo a la ciudad nuevamente.

Se trata del humo producido por reiteradas quemas en el delta, pero en este momento los focos se encuentran a la altura de Villa Constitución.

Néstor Di Leo, miembro del Observatorio, sostuvo que si bien las lluvias son más frecuentes en septiembre, el pronóstico para los próximos días es “incierto”.

En ese contexto, las fuentes precisaron que si bien se esperan lluvias en las próximas semanas, la cantidad de agua podría ser menor en comparación con años anteriores.

Además, durante las últimas horas se vio afectada la visibilidad en el kilómetro tres de la autopista que comunica Rosario con la capital provincial, por lo que desde la Dirección General de Transito advirtieron a los conductores que circulen con precaución.

Las quemas y con ellas el humo que colma la ciudad, se suman a lista de consecuencias que trae la histórica bajante que atraviesa el río Paraná, que pone en jaque tanto la preservación del medioambiente, como la toma de agua potable y circulación de buques.

El intendente de Rosario, Pablo Javkin, pidió en varias ocasiones a los ciudadanos que hagan un uso responsable del agua potable, y Aguas Santafesinas SA ya instaló una bomba centrífuga en su planta, ante la dificultad para trabajar con los niveles actuales del río.

Esta mañana, Prefectura Naval publicó en su sitio web que la altura del río Paraná es de 0.82, por lo que se encuentra a 4 metros de su nivel óptimo. (Télam)