El director de la región sanitaria XI de la provincia de Buenos Aires, Manuel De Battista, se refirió hoy a la situación sanitaria en la capital bonaerense y en el AMBA, y advirtió que a medida que se avanzó la campaña de vacunación "hubo cierto relajamiento de las medidas de autocuidado y de distanciamiento".

"Estamos en una situación de alerta porque a medida que avanzó la campaña de vacunación hubo cierto relajamiento de las medidas de autocuidado y de distanciamiento", manifestó el funcionario del Ministerio de Salud bonaerense, en declaraciones a radio Provincia.

En este sentido indicó que "el Ministerio de Salud decidió retomar fuertemente la campaña de cuidados y prevención, que si bien nunca abandonamos, la población fue generando cierto relajo. Además es lo que nos va a permitir no tener que llegar a nueva medidas en términos generales".

Por otro lado, precisó que "los países vecinos han tenido una escalada grande de casos de coronavirus y hay cepas en el país con mayor nivel de contagio. La situación es compleja, y eso obviamente preocupa mucho porque estas han mostrado mayor peligrosidad, incluso en personas jóvenes".

De Battista agregó "el Ministerio de Salud está muestreando en los distintos lugares a nivel nacional los genomas de virus de distintos casos para registrar las nuevas mutaciones y se hacen controles en la periferia de estos casos, pero es difícil pensar que nos vamos a mantener aislados de algo que se distribuye rápidamente en el mundo".

"No podemos pensarnos en una burbuja cuando sabemos cómo funciona, por eso estamos bregando porque se tomen todos controles posibles".

Finalmente, De Battista, consultado por la situación en la capital bonaerense donde se observa un incremento más pronunciado en los casos, consideró que "el aumento de casos en La Plata tiene que ver con la movilidad", aunque aclaró que "no hay colapso sanitario". (Télam)