Una serie de casos de diarrea en Florianópolis, en el Estado de Santa Catarina (Brasil) ya contabilizó 1.251 personas afectadas hoy, y la Secretaría Municipal de Salud local confirmó que la ciudad está atravesando una epidemia en el comienzo de este verano 2023 y que aún desconocen la causa que la provoca.

Del total de los casos detectados, 914 fueron identificados en la Unidad de Pronta Atención (UPA) de la zona norte, en Canasvieiras, mientras que en la UPA Sur,se registraron 337, según el diario G1, la versión estadual de Globo.

Respecto a la epidemia, que afecta a residentes y turistas, se reportó que "se están investigando las causas, y que una de las hipótesis es que los casos pueden estar relacionados con lugares no aptos para el baño en algunas playas, especialmente en el norte de la isla".

El informe del Instituto de Medio Ambiente de Santa Catarina (IMA) señaló que playas como Canasvieiras e Ingleses tienen la mayoría de zonas no aptas para el baño.

Por otro lado, se informó que la Junta de Vigilancia Epidemiológica está monitoreando los casos en los municipios, y que el viernes pasado se realizó una reunión con los operadores sanitarios de Florianópolis e Itajaí, en el litoral norte.

En esa reunión se decidió que se realizarán colectas de muestras que están siendo remitidas al Laboratorio Central de Salud Pública de Santa Catarina (Lacen) para identificar el agente causal de la epidemia.

Según las autoridades de la Junta de Vigilancia, las enfermedades diarreicas agudas pueden ser causadas por virus, bacterias y hongos, y que algunos factores que contribuyen a que una persona contraiga diarrea son: la ingestión de agua contaminada, hielo o alimentos de origen desconocido; consumo de carnes, pescados y/o mariscos crudos o poco cocinados.

También puede ocurrir con la ingesta de alimentos mal conservados; baños en aguas contaminadas; contacto directo con una persona enferma; y falta hábitos higiénicos.

Debido a este tipo de cuadros recomendaron evitar deshidrataciones, lavarse las manos, beber agua habilitada para el consumo, evitar comidas que contengan huevo crudo, verificar la fecha de caducidad de los productos alimenticios elaborados, no bañarse en playas no aptas, evitar tragar agua de mar y llevar animales a la playa. (Télam)