La secretaria general de la Asociación de Docentes de Enseñanza Media y Superior (Ademys), Mariana Scayola, rechazó la resolución de la Ciudad de Buenos Aires de prohibir el uso del lenguaje inclusivo en las escuelas y expresó que "no tiene ningún argumento ni fundamentaciones científicas o pedagógicas".

El 9 de junio pasado, el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires prohibió que en sus escuelas se utilice el lenguaje inclusivo en documentos oficiales y en contenidos curriculares escritos, y lo presentó como una medida ante los bajos resultados obtenidos en Lengua por los alumnos porteños realizados por la CABA tras la pandemia.

"Ellos hablan de que estaría afectando la adquisición del lenguaje por parte de las chicas y chicos, y la verdad que no hay ningún especialista que avale esto, de hecho, en los últimos días ha habido pronunciamientos de lingüistas, instituciones y especialistas que lo contradicen", dijo Scayola a Télam Radio.

Para la secretaria, el Gobierno porteño "corre la pelota" sobre la crisis educativa.

"La pandemia ha profundizado muchos de los problemas que ya teníamos. Hoy dicen que es el lenguaje inclusivo, ayer fueron los docentes, otras veces son los sindicatos, pero nunca las políticas de vaciamiento y las faltas de presupuesto que vienen bajando los últimos años", explicó.

Respecto a la situación de las escuelas y al nivel educativo actual, Scayola argumentó que hacen falta recursos para evitar la crisis.

"Esas pruebas, que están estandarizadas, sin dudas refleja lo que los docentes vemos todos los días en las escuelas".

"La ministra Soledad Acuña es la misma que no garantizó equipos y conectividad en la ciudad más rica del país, y que hoy no está garantizando psicopedagogas, asistentes sociales o fonoaudiólogas para estudiantes que necesitan un acompañamiento. Las maestras están cargado solas esta situación", concluyó. (Télam)