El acusado del delito de pornovenganza, también denominada pornoextorsión, Patricio Pioli, fue condenado a 5 años de prisión en cumplimiento efectivo y el pago de las costas por haber sido hallado culpable del delito de "coacción y lesiones leves calificadas" en contra de su ex pareja, Paula Sánchez Frega. (Télam)