La Autoridad de la Cuenca Matanza-Riachuelo (Acumar) completó hoy la campaña de monitoreo de los humedales que tiene por objetivo conocer la calidad del agua superficial y los sedimentos en cada uno de estos ecosistemas.

Según se informó, el monitoreo se realizó en los humedales Laguna de Rocha, en Esteban Echeverría; las Lagunas Saladita Norte y Sur, en Avellaneda; la Laguna Santa Catalina, en Lomas de Zamora y los de Ciudad Evita, en La Matanza.

El monitoreo total contempla la realización de muestreos trimestrales, que permiten conocer la dinámica estacional de los humedales.

De esta forma, se obtendrán 48 muestras anuales de cada sistema, ya que cada uno cuenta con 6 puntos de monitoreo y se realizan 4 campañas, tomándose 24 muestras de agua superficial y 24 muestras de sedimentos.

Por cada una de las muestras que se toman se analizan 33 parámetros, que incluyen metales pesados en el líquido y 7 parámetros en el sedimento.

El Acumar recordó que un humedal es un tipo particular de ecosistema, distinto de los ecosistemas acuáticos y terrestres, que tiene estrecha dependencia del régimen hidrológico, pudiendo estar inundados de manera temporal o permanente, por lo que la vegetación en particular y la fauna asociada se encuentran adaptadas a esas condiciones cambiantes.

(Télam)