Organizaciones de la sociedad civil y organismos públicos llevaron a cabo en diversas capitales actos, marchas y acciones virtuales, que buscaron promover en la agenda pública de sus provincias la prevención y combate de los abusos sexuales a niños y niñas, en el marco del Día Internacional que se conmemora hoy.


CATAMARCA

Diversas organizaciones de la sociedad civil pegaron carteles en oficinas públicas y viralizaron un flyer en sus redes sociales para promover la concientización sobre el abuso sexual a niños y niñas en la agenda pública de esa provincia.

"Nuestra actividad fue sensibilizar a la población a través de una viralización de la temática en las redes. Pegamos carteles en escuelas, en unidades judiciales, en comisarías, en la Defensoría para que el tema esté en agenda", explicó Marcela, una de las referentes de Hogares MonoMarentales NOA, comisión Las Ramonas, en diálogo con Télam.

"Catamarca tiene una política muy deísta en lo que refiere a su estructura social . Por lo cual, es muy difícil para nuestras organizaciones trabajar codo a codo con el Estado. Nuestra idea fue imprimir carteles y pegarlos en oficinas públicas y viralizarlos en redes sociales", agregó.

Por otra parte, la Secretaría provincial de las Mujeres, Género y Diversidades y el Consejo Municipal de Niños, Niñas y Adolescentes de la ciudad de Catamarca, llevaron a cabo ayer lo que denominaron "Plantón de Juguetes", que buscó visibilizar y prevenir el abuso sexual en la infancia.

Click to enlarge
A fallback.

La secretaria María Carrizo manifestó durante la actividad que "1 de cada 5 niñas y 1 de cada 13 niños es abusado sexualmente".

Y agregó: "Los abusadores son varones adultos. No son desconocidos: son padres, padrastros, curas, abuelos o profesores en la mayoría de los casos ,y la idea de utilizar juguetes es porque simbólicamente son los testigos oculares y amigos confidenciales de los niños y niñas víctimas y esta vez los juguetes son la voz de los niños y niñas".


NEUQUÉN

Cientos de neuquinos marcharon esta mañana en la ciudad de Neuquén, desde el monumento a San Martín hasta el Poder Judicial, donde denunciaron que hay 259 casos que esperan juicio y le exigieron al fiscal general José Gerez la disposición de más fiscales para violencia de género, femicidios y abusos sexuales en general.

Desde la Comisión de Madres del Movimiento Techo Digno, una de las organizaciones convocantes de la movilización "Grito global en contra del abuso sexual infantil", informaron que en la provincia "se detectan 50 denuncias por mes", y detallaron que "del 100 por ciento de los casos por abuso, el 97 por ciento son contra menores y, de ese número, el 77 por ciento son contra niñas".

Además denunciaron que en Neuquén, donde "hay leyes que revictimizan, donde tenemos una sola Cámara Gesell para toda la provincia, hay 259 casos estancados esperando juicios" y le exigieron Gerez "la disposición inmediata de más fiscales para violencia de género, femicidios y abusos sexuales en general", debido a que en la provincia indicaron que "hay sólo tres fiscales".

"Marchamos exigiendo que se termine la impunidad, se aceleren los procesos judiciales, se dicten penas, se realicen tareas de prevención", expresaron las Madres del MTD y señalaron que es "urgente" contar con "equipos interdisciplinarios para asistir a las víctimas, y que el Consejo Federal de la Niñez y la Defensoría del Niño actúen".


CORRIENTES

La marcha en la ciudad de Corrientes tuvo su recorrido a las direcciones de diversos organismos públicos provinciales, a los cuales llevó peticiones como "celeridad en la justicia" para el tratamiento de los casos de abusos sexuales y la implementación de los programas de educación sexual integral (ESI) en las escuelas.

Familiares de víctimas y representantes de organizaciones feministas y sociales, presentaron petitorios en la Legislatura, el Ministerio de Educación, Tribunal de Justicia y los Juzgados de Instrucción en la capital de Corrientes.

Munidas de carteles, con el rostro de los abusadores, los números de expedientes de las causas y frases como "los niños no mienten", "basta de abusos" y "justicia", entre otros, participaron representantes de "Mujeres Organizadas", "Yo si te creo"y "Brazos Fuertes", entre otras organizaciones.

"Queremos mejoras en las respuestas de los organismos en la función que les compete", dijo a Télam Andrea Quincose Vilalta, abogada de las víctimas en varios de los casos denunciados.

En este sentido, señaló que piden la implementación de la ESI en escuelas públicas y privadas "porque en la provincia no se está haciendo", además de capacitación a docentes.

"También reclamamos acceso a los protocolos de actuación y en el STJ y los juzgados de Instrucción, celeridad en las causas y el desarchivo de causas prescriptas", expresó la letrada.

Por su parte, Soledad Ros, dirigente del Colectivo de Mujeres de Corrientes, afirmó que "lamentablemente esta provincia es retrógrada y conservadora, no hay perspectiva de género y ni siquiera se aplica en las escuelas".

"Hay mucha resistencia, esto debe cambiar, debe haber educación integral en las escuelas, en los centros de salud, en la Justicia y la Policía", dijo Ros a Télam.

La dirigente social expresó que los abusos "se producen en nuestras casas, tal como lo demuestran las estadísticas y las demoras en la justicia son una constante, seguiremos trabajando y exigiendo para que esto cambie".


ENTRE RÍOS

En ocasión del Día Internacional para la Prevención del Abuso Sexual contra las Niñas y Niños, una de las víctimas del cura Justo José Ilarraz, condenado a 25 años de prisión por abuso de menores, pidió "diferenciar entre información que se debe guardar y secretos que no deben ocultarse".

Se trata de Hernán Rausch, primer denunciante del sacerdote quien, en declaraciones por carta a Télam, afirmó que cada año "se va consolidando y tomando más conciencia sobre este agravio".

Para ello, pidió concientizar y "denotar, hallar el motivo de culpa y el falso pacto que el perpetrador instala en esa prematura cabeza de un niño, obligándolo a callar bajo una ficticia amistad o promesas" y aplicando "manipulación, engaño, amenaza y soborno".

En su escrito, Rausch consideró que "no es solo parar y mirar como simples espectadores" las declaraciones de los menores, sino "interpretar ese vocabulario de auxilio, ese grito que se expresa en distintas formas" y actuar "sin demoras y con sensatez". (Télam)