El Ministerio de Salud de Santa Fe activó un plan de contingencia para refuncionalizar espacios hospitalarios y aumentar las camas de cuidados intensivos ante el avance de los contagios de coronavirus en las locallidades de Vera y Reconquista, en el norte provincial, informaron hoy fuentes oficiales.

El secretario de Salud santafesino, Jorge Prieto, explicó que “se elaboró un plan de contingencia que se va activando en fases según la necesidad” en esas dos ciudades, que son las más pobladas del norte satafesino.

En las últimas semanas la evolución de la pandemia de Covid-19 mostró en Santa Fe una reducción de casos en el sur de la provincia –que tuvo su pico a fines de octubre- y un paulatino crecimiento en el centro-norte.

Según informó hoy la cartera sanitaria, la terapia intensiva del hospital Regional de Reconquista cuenta con 20 camas que están separadas en cuatro módulos de 5 plazas cada una, cinco de las cuales están destinadas a única terapia pediátrica.

El plan de contingencia elaborado a raíz del ascenso de la curva de contagios permitirá llevar ese número de plazas a “30 o 31 camas oxigenadas”, explicó el director de Tercer Nivel de Atención en Salud, Rodrigo Mediavilla.

Para eso, el plan contempla el uso espacios actualmente destinados a enfermería, unidad de terapia pediátrica y quirófanos, según explicaron las autoridades.

Del mismo modo, el hospital de la localidad de Vera cuenta con 21 camas oxigenadas y está previsto “sumar otras 6 a partir del reacondicionamiento de diferentes áreas”, dijo Mediavilla. (Télam)