Sendos relevamientos se realizaron hoy en toda la cordillera, ante las importantes nevadas de los últimos seis días, que hasta ahora fueron menos de la mitad que a la misma altura del año pasado, informó la oficina de prensa del Departamento General de Irrigación (DGI) de Mendoza.

Sin embargo, aún se esperan por lo menos dos días más de precipitaciones, agregó la DGI.

En lo que va del año, solamente se habían producido dos nevadas, y la última fue la más significativa.

Si se compara este año con 2019, ya se han superado los valores de esa temporada, la peor registrada en más de 50 años de registro, y en algunas cuencas, como la del Atuel, ha sido la peor en los últimos 100 años.

La situación de nieve en alta montaña sigue siendo escasa, ya que para llegar a un año medio tendría que nevar como mínimo el triple de lo que ha nevado hasta ahora, informaron los expertos.

El Departamento General de Irrigación se apresta a realizar la "campaña invierno" durante la primera quincena de septiembre, según como se presente la situación meteorológica en alta montaña.

En estas campañas anuales, personal del Departamento de Hidrología de Irrigación sube en helicóptero a todas las estaciones del sistema de información hidronivometeorológico (SIH) y allí realiza cateos o mediciones del equivalente agua nieve (EAM), para validar las mediciones automáticas hechas durante todo el invierno.

Además, concretan observaciones de la cobertura de nieve en las altas cuencas, donde no existen estaciones de medición.

Este trabajo dura entre tres y cuatro días, y con esa información, luego de distintos procesos estadísticos, se concluye en el Pronóstico de Caudales que el organismo difunde a fines de septiembre o principio de octubre.

La falta de nieve en Mendoza afecta a las actividades agrícolas y anticipa un verano con cortes de agua para riego, y puede afectar también su uso para el consumo domiciliario, por lo que desde hace diez años el Departamento General de Irrigación de Mendoza viene alertando sobre la crisis hídrica.

El DGI es un organismo público descentralizado que administra el recurso hídrico en la provincia de Mendoza, reglamentando y fiscalizando su uso, con autarquía institucional, presupuestaria y jerarquía constitucional, según su página web institucional. (Télam)