El dirigente radical Federico Storani reclamó hoy el inicio del juicio oral al hombre que manejaba la lancha que mató a su hijo Manuel, a su ex pareja María de los Ángeles Bruzzone y a otra persona, en un hecho trágico del que se cumplirán cinco años pasado mañana, y aseguró que en el caso hay "impunidad".

"Pedimos que se llegue a juicio oral, ya están hechas las probanzas, este señor tendrá la oportunidad de defenderse", declaró hoy Storani al canal Telefe.

"Actuó muy bien la fiscalía en su momento, por eso la calificación de homicidio con dolo eventual en el hecho que murió Manuel (...) consta que la lancha venía haciendo zig zag, jugando a la ruleta rusa con las otras personas que fueron victimas", agregó el ex ministro del Interior durante la Presidencia de Fernando de la Rúa.

El dirigente radical agregó que en casos de "accidente con lesiones leves terminan en detención, pero acá hay impunidad", mientras aclaró que no tiene ninguna pretensión de intentar ejercer "influencia política".

Lo sucedido -manifestó Storani- es "políticamente dañoso porque daña a la sociedad, que debe elegir entre la impunidad para los que desprecian la vida o premiar a aquellos que intentan construir un mejor país para todos".

No obstante, confió en que "la justicia va a llegar".

El fiscal de San Isidro, Cosme Iribarren, dijo a Télam que la causa por el homicidio del hijo de Federico Storani fue elevada a juicio oral por el juez de Garantías de San Isidro Diego Efraín Martinez en abril del 2019, cuando hizo lugar al pedido del fiscal Mariano Magaz.

El magistrado mantuvo la calificación de “homicidio con dolo eventual” contra el único imputado, Pablo Torres Lacal, a quien también le negó un pedido de sobreseimiento que había presentado su defensa.

Una fuente judicial explicó a Télam que la elevación a juicio “fue apelada” por la defensa del imputado y como aún esa resolución no está firme no se sabe cuándo comenzará el juicio oral.

Storani recordó que el golpe contra la embarcación que transportaba a su hijo, a su ex pareja y a cuatro personas más “fue tan brutal que la lancha de Torres Lacal siguió 50 metros por arriba de la costa”.

Los restos de Manuel Storani, entonces de 14 años, fueron hallados el 31 de marzo de 2016 en el río Luján, tras haber caído al agua luego del choque de la lancha en la que viajaba con su madre y cuatro personas más.

El choque fatal ocurrió pasadas las 23 en la intersección del canal Vinculación y el río Luján, en el Tigre.

Además de Manuel y su madre, falleció Francisco Javier Gotti, quien era uno de los tres acompañantes que estaban en la lancha junto a Torres Lacal. (Télam)