La Cámara Federal de San Martín volvió a rechazar un habeas corpus presentado por el empresario Ibar Pérez Corradi para obtener mejoras en el lugar donde cumple con su detención por tráfico de efedrina, informaron hoy fuentes judiciales.

La decisión de la Sala II de dicha Cámara ratificó lo decidido en primera instancia y se suma así a las reiteradas negativas de distintos tribunales, entre ellos la Corte Suprema de Justicia de la Nación, ante los pedidos de las defensas particulares y oficiales del empresario ya condenado en tres causas distintas.

Según las fuentes, en un fallo firmado ayer, los camaristas Néstor Barral, Marcelo Darío Fernández y Juan Pablo Salas ratificaron que no se habían agravado las condiciones de detención de Pérez Corradi (43).

En octubre último, la Corte rechazó un planteo del empresario para que se le permita contratar los servicios de una empresa de televisión satelital en sectores comunes de su lugar de alojamiento, en el penal federal de Marcos Paz.

Antes, también la Cámara Federal de Casación Penal se había opuesto a la instalación de televisores con señal satelital en el acceso al patio y en un sector común, lo que fue negado por las autoridades penitenciarias por "razones de seguridad y funcionamiento" de la cárcel.

Pérez Corradi está preso en el Pabellón 7 de la Unidad Residencial II del Complejo Penitenciario 2 de Marcos Paz, donde están los detenidos separados del régimen común por sanciones disciplinarias, resguardo de integridad o pertenencia al Programa Nacional de Protección de Testigos e Imputados.

El empresario cumple la pena de siete años de prisión que se le dictó en noviembre de 2018 por comercio de efedrina entre 2004 y 2008, y también registra otras dos condenas: a dos años y tres meses de cárcel por tráfico de oxicodona a los Estados Unidos; y a dos años y 4 meses por lavado de activos.

También estuvo imputado como presunto autor intelectual del triple crimen de Sebastián Forza (34), Damián Ferrón (37) y Leopoldo Bina (35), asesinados en 2008 en General Rodríguez.

Por ese caso, Pérez Corradi se mantuvo prófugo de la justicia hasta junio de 2016 cuando fue detenido en Brasil en la zona de la Triple Frontera y trasladado a Paraguay (donde también se le imputaban ilícitos) y desde allí extraditado a la Argentina.

La causa del triple crimen se encuentra actualmente a cargo de la jueza federal María Servini, quien en diciembre de 2016 le dictó la falta de mérito a Pérez Corradi, aunque esa resolución fue revocada en 2017 luego por la Cámara Federal de Casación Penal al considerar que aun restaba prueba por producir.

(Télam)