Familiares, amigos y vecinos del joven que se encuentra detenido tras embestir con una camioneta y matar a dos ladrones que le robaron una mochila con dinero, volvieron a marchar hoy para exigir su liberación.

Cientos de manifestantes se concentraron a las 13 en Wilde y Eva Perón y marcharon hasta Avenida de Circunvalación, en donde exigieron la liberación de Diego C. (25) quien el domingo pasado quedó detenido con prisión preventiva por 60 días bajo la calificación de doble “homicidio simple”.

Esta vez, la manifestación logró mayor convocatoria que la anterior marcha y llegó a ocupar unas cinco cuadras de gente a pie y dos calles de automovilistas que se sumaron al reclamo.

“La mayor parte de la convocatoria no conoce a Diego, se acercaron por el hartazgo que genera lo que nos pasa en el día a día”, enfatizó el tío del joven detenido en declaraciones a Télam.

“La sociedad no entiende por qué no se aplican las leyes con sentido común, la crítica es al sistema judicial porque no entendemos las decisiones de los jueces”, remarcó.

En ese sentido, el hombre afirmó: “Sentimos que lo que le pasó a Diego le puede pasar a cualquiera”, afirmó.

“Vamos a seguir haciendo marchas porque el caso de Diego es el puntapié inicial a muchas otras cosas, porque la sociedad se cansó de la inseguridad y quiere que esto se termine de una vez y nos sintamos seguros”, concluyó el tío de Diego.

El hecho que desató la protesta ocurrió el jueves 8 de abril cerca de las 17 en la calle Amuchástegui al 600 de Fisherton, en la zona oeste de Rosario.

Según el Ministerio Público Fiscal (MPA), en ese lugar dos jóvenes identificados como Diego Nicolás Quiroga García (25) y Luciano Escudero (29), quienes se movilizaban en una motocicleta y armados, interceptaron al conductor de una camioneta Chevrolet S 10, doble cabina y le robaron una mochila que contenía 2.000 dólares y 2.000 pesos, tras lo cual se dieron a la fuga.

La víctima del robo, decidió perseguirlos a bordo de su vehículo y al llegar a la calle Juez Zuviría al 600, en el mismo barrio, atropelló a la moto con sus dos ocupantes.

En esas circunstancias murió Quiroga García mientras que Escudero resultó herido y fue trasladado bajo custodia policial en calidad de detenido al hospital de Emergencias de Rosario.

Allí permaneció internado varias horas, hasta que el viernes por la mañana murió como consecuencia de múltiples traumatismos, informaron las fuentes.

Tras el episodio, el conductor de la camioneta se entregó en una comisaría de la zona y quedó detenido.

El domingo pasado el juez Ramón Lanzón, a pedido del fiscal Pablo Saldutti, dictó la prisión preventiva por 60 días para el joven detenido y lo imputó de doble "homicidio simple", el cual no es excarcelable y prevé penas de entre 8 y 25 años de cárcel. (Télam)