La recepcionista de un hotel de Villa Gesell que está ubicado en la misma cuadra del boliche "Le Brique", en cuya puerta mataron a golpes a Fernando Báez Sosa en enero de 2020, declaró esta mañana que escuchó a uno de los agresores decir "le rompí toda la jeta, viste" y "le llené la jeta de sangre", mientras pasaban frente a ella "riendo, festejando entre ellos, todos".

"Todos se sentían partícipes de ese festejo", aseguró Andrea Ranno al declarar ante el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Dolores, quien añadió que los rugbiers "venían muy exaltados, muy contentos, contentísimos y felices". (Télam)