Un sereno y un guardia de seguridad de una obra vial fueron detenidos como acusados de haber abusado sexualmente de una adolescente de 16 años, a quien hallaron maniatada dentro de una casilla rodante en la localidad mendocina de Lavalle, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho ocurrió en la ruta nacional 40, en jurisdicción del mencionado distrito situado a 25 kilómetros al norte de Mendoza Capital.

Fuentes policiales informaron a Télam que la víctima había desaparecido el jueves por la madrugada de su casa, ubicada en la denominada Finca Núñez, en el kilómetro 3.322 de la citada ruta, en la localidad de Jocolí, cerca de donde están realizando obras de ensanche de esa calzada.

Ante la desesperación de sus padres por no encontrarla en las primeras horas de la mañana siguiente realizaron la denuncia sobre averiguación de paradero en la comisaría 17, Oficina Fiscal 7.

La Policía montó un importante operativo de búsqueda, que incluyó perros rastreadores y drones, pero los pesquisas dudaron de las declaraciones del sereno de la obra, cuya casa rodante está instalada a pocos metros de la casa de la víctima.

Finalmente, la Policía encontró a la joven, dentro de la casilla del sospechoso, atada de pies y manos, y en estado de shock, por lo que la trasladaron de inmediato al Hospital Sicoli para compensarla, y de allí fue derivada al Hospital Lagomaggiore, donde comprobaron que había sido violada.

Según las fuentes, los acusados fueron identificados como Tomás Irala Cardozo (37), sereno de la obra en construcción, y César Rubén Ricarte (51), vigilador contratado por la empresa adjudicataria del ensanche de la ruta.

Por su parte, Gustavo Stroppiana, fiscal de Delitos Contra la Integridad Sexual, imputó a Irala Cardozo por el delito de "abuso sexual con acceso carnal agravado por la participación de dos o más personas", y a Ricarte como "partícipe primario". (Télam)