Un suboficial principal de la Policía de Salta fue imputado por transporte de estupefacientes agravado y se le dictó la prisión preventiva, luego de ser detenido por personal de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) tras intentar deshacerse de 146 kilos de cocaína en un dique del norte salteño.

Fuentes del Ministerio Público Fiscal informaron hoy que la jueza federal de Garantías de Tartagal, Ivana Hernández, dio por formalizada la imputación requerida contra Héctor Eduardo Maidana, que es suboficial principal de la Policía de Salta.

Maidana fue acusado por el delito de transporte de estupefacientes agravado por haber sido cometido por un funcionario público encargado de la prevención.

La magistrada también hizo lugar al pedido de prisión preventiva, de peritajes y de otras diligencias requeridas por el fiscal Marcos Romero, a cargo de la Sede Fiscal Descentralizada de Tartagal, durante la formulación de la acusación.

El fiscal sostuvo que Maidana fue detenido el miércoles pasado, a media mañana, cuando se hizo presente en el puesto de control fijo que GNA posee sobre la ruta nacional 34, a la altura del río Carapari, ubicado a 5 kilómetros de la localidad fronteriza de Salvador Mazza.

Luego, reveló que, al detener la marcha, el suboficial, que viajaba uniformado y de norte a sur, en una camioneta marca Renault Oroch de su propiedad, informó que llevaba unas cajas, por lo que le pidieron que estacionara en la banquina, a efectos de un mejor control.

El fiscal relató que, entonces, el acusado maniobró en consecuencia y, cuando los gendarmes se acercaban para realizar la requisa, aceleró e inició una rauda fuga por la ruta 34.

Una patrulla de gendarmes lo persiguió y vio que el vehículo ingresó por un camino conocido como "Acceso al dique".

Tras recorrer unos tres kilómetros, los integrantes de la fuerza de seguridad federal advirtieron el vehículo buscado cerca de un sendero que conduce al dique Itiyuro, y en la parte trasera de la camioneta divisaron al policía mientras se esforzaba por arrojar en los matorrales las cajas que transportaba.

El policía fue detenido y desarmado de inmediato, tras lo cual los gendarmes revisaron el rodado y hallaron 140 paquetes que contenían 146 kilos de cocaína.

La fiscalía tuvo en cuenta que los gendarmes hallaron además tres teléfonos celulares y $612000 pesos, a lo que se sumó el arma reglamentaria y la chaqueta, con todas las insignias pertenecientes al uniforme de servicio.

A partir de allí, fueron allanadas tres viviendas, de las cuales una se encuentra en Salvador Mazza, donde el policía alquilaba, y las otras dos, denunciadas como propias, ubicadas en la localidad de Embarcación, en las que se incautó documentación y otros once teléfonos celulares.

En su exposición del caso, el fiscal señaló que Maidana prestaba servicio en el Destacamento de Alto Verde, en Salvador Mazza de 22 a 7, y que fue detenido tres horas después de haber cumplido su servicio en la dependencia policial.

Tras la acusación, Maidana se abstuvo de prestar declaración y su defensa tampoco interpuso objeciones al planteo de la fiscalía, que fue admitido en todos sus términos por la jueza. (Télam)